Alcalde ordena una fumigación vía aérea

0
40
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Arely López Galicia.-

MATAMOROS, Tam.- Luego de las declaraciones del alcalde de Matamoros, Mario Alberto López Hernández, sobre la renta de una avioneta para realizar acciones de fumigación, la Secretaría de Salud catalogó estas declaraciones como “desafortunadas”, asegurando que el edil tiene desconocimiento que este tipo de fumigación es poco efectiva y viable para combatir la proliferación de zancudos.

Este jueves, durante su visita por Matamoros, Alejandro García Barrientos, subsecretario de Salud en el estado, afirmó que en primera instancia las autoridades municipales deben realizar lo que les corresponde, que es la descacharrización, una acción que se requiere para que la fumigación que llevan a cabo en el Departamento de Vectores sea más efectiva.

“Es una declaración desafortunada, ya que técnicamente esto no es factible, además de que la fumigación con avioneta no hay un organismo internacional que lo avale o lo recomiende, y la norma oficial tampoco lo recomienda por no ser efectiva y puede poner en riesgo la salud de la ciudadanía”, indicó.

“Aquí lo que corresponde es que hagamos cada quien lo que nos toca, al Municipio le corresponde la descacharrización, ya que es de suma importancia que el Municipio asuma esa responsabilidad, porque son quienes tienen los camiones para sacar los cacharros y objetos que ya no sirvan en las casas y que son criaderos de mosquitos”, agregó.

Resaltó que el personal de vectores de la Tercera Jurisdicción Sanitaria son quienes están capacitados para realizar estas acciones de fumigación y abatización para el control larvario, sin embargo, insistió que de no tener previamente los trabajos de descacharrización, no servirán de nada las acciones que ya efectúan en las colonias.

El Subsecretario de Salud afirmó que se cuenta con los vehículos necesarios, los insumos y el personal adecuado para realizar la fumigación, que ya se está intensificando en las colonias, por las molestias que ha causado la presencia de los zancudos Culex, que no son precisamente los transmisores del dengue.

“Sí estamos atendiendo la fumigación, por la molestia que ha generado entre la ciudadanía, pero hay que hacerlo de forma ordenada y sobre todo si hacemos todos lo que nos corresponde, y no hacer declaraciones desafortunadas, que mal orientan a la ciudadanía”, añadió.

Por último, exhortó a la población a que participe en este tipo de acciones de combate contra el dengue, para que saquen de sus domicilios cualquier objeto que acumule agua, para que no se conviertan en criaderos de mosquitos que puedan representar un riesgo para sus familias.