Barcelona ganó 3 a 1 al Napoli De Hirving Lozano

0
26
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Frente a un Napoli muy compacto y que sorprendió en el arranque, la pelota parada le dio confianza al Barcelona. Clement Lenglet gane en área contraria, conectó sin imposición y le dio la ventaja al local.

Tal cual las 26 ocasiones que convirtió en los últimos trece años en fase de octavos, Messi se sumó a la fiesta del gol para decantar todavía más la eliminatoria a favor del Barcelona y lo hizo con una jugada que resume el genio y la rebeldía de un capitán que da la cara cuando su equipo más lo precisaba.

Tal cual sus mejores etapas de extremo, Messi encaró, pasó de tres rivales, lo hicieron resbalar, pero aquello no lo amilanó, el argentino la colocó lejos del alcance de Ospina para decretar un golazo marca de la casa.

El «10» del Barcelona parecía liquidar la llave con un gran control de pecho y mejor definición, pero el VAR anuló la jugada por un finísimo apoyo con la mano. Aquellas acciones que solo se pueden ver en cámara lenta.

El 2-0 no hizo relajar al Barcelona y menos a Messi, que buscó y provocó un penal de Koulibaly. Cuando el senegalés quiso rechazar un balón, el argentino se anticipó y el golpeo del defensa dio en la pierna de su rival. Lionel se retorció de dolor, las alarmas se encendieron en el conjunto catalán, pero no fue más que un susto. Al final el «10» le cedió el penal a Luis Suárez y el uruguayo capitalizó desde los doce pasos.

Gennaro Gattusso movió el banco, hizo retroceder y remecer los cimientos del Barcelona, pero no logró alcanzar el gol que ponga en jaque la clasificación rival. Ocasiones no le faltaron, pero le faltó la eficacia que sí tuvo su rival con un Messi que quiere volver a alzar el torneo que más le obsesiona: la Champions League.

Con el boleto a Lisboa, el Barcelona tiene ahora su mayor reto: el Bayern Múnich. El equipo de Hansi Flick aplastó por 7-1 al Chelsea en el global y se confirmó como el gran favorito a levantar la Champions. La cita es el próximo viernes 14 en el Estádio da Luz.