México descarta cambios en estrategia contra el covid-19

0
35
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Horas después de que el país superara la barrera de las 50 mil muertes oficiales por el coronavirus, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador descartó el viernes un cambio en la estrategia para combatir la pandemia al tiempo que elogió a las autoridades sanitarias por el manejo de la crisis.

En el último reporte dado a conocer el viernes por la noche, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó que se registraron 6.717 casos nuevos confirmados, por lo que el total en el país aumentó a 469.407. En cuanto a los decesos, hubo 794 más, con lo que ya suman 51.311.

Se trata de casos confirmados, aunque las autoridades sanitarias han reconocido que ambas cifras podrían ser mayores.

López Obrador dijo que desde el inicio de la pandemia ha habido un manejo responsable y que él dejó la estrategia en manos de especialistas.

“Estamos hablando de eméritos, de investigadores destacadísimos y de especialistas, no hay médicos generales y lo digo con respeto”, afirmó el mandatario de gira por el estado de Baja California Sur, en el norte del país.

“No hay en el mundo un equipo así que esté manejando la pandemia. No me gustan las comparaciones, siempre lo he dicho, porque no se pueden comparar las desgracias de los pueblos, de las naciones; pero en el concierto de las naciones afectadas por la pandemia, nosotros no hemos sido tan golpeados a pesar de que tenemos elementos que nos afectan, sobre todo las enfermedades crónicas”, agregó.

De acuerdo con las cifras recopiladas por la Universidad Johns Hopkins, México tiene la tercera cifra más elevada de muertos por COVID-19 en el mundo detrás de los 160.157 de Estados Unidos y los 98.493 de Brasil. Pero en cuanto a decesos por cada 100.000 habitantes, los mexicanos (40,03) son superados por el Reino Unido (69,93), Perú (63,23), Chile (52,80), Estados Unidos (48,94) y Brasil (47,02).

“Si nos vamos a resultados… en el continente americano estamos en el quinto lugar en fallecimientos. Nos duele mucho y ya dije que es hasta de mal gusto las comparaciones”, dijo López Obrador. ”¿Qué hicimos bien? ¿Qué hicieron bien los profesionales y los expertos en salud? Pues se aplanó la curva, nos llevó más tiempo, pero no se saturaron los hospitales, no ha habido casos de saturación de hospitales y nadie se ha quedado sin ser atendido”.

Al detectarse los primeros casos en marzo López-Gatell dio un estimado inicial de 15.000 muertes por coronavirus, que después ajustó a 35.000 y calculó que el pico de la pandemia sería en junio y luego vendría un descenso, pero los casos siguen en aumento. El semáforo epidemiológico que rige las actividades productivas está en rojo en 16 de los 32 estados del país.

Hace unos días nueve gobernadores firmaron una carta en la que pidieron la renuncia de López-Gatell y calificaron de fallida su estrategia para combatir el coronavirus, con posturas contradictorias y confusas.

“Por cuestiones políticas, diría por politiquería, nuestros adversarios o quienes no han estado de acuerdo con la estrategia que se ha seguido han lanzado una campaña en contra del doctor Hugo López-Gatell y yo lo considero un profesional de primer orden y tiene todo nuestro apoyo”, agregó López Obrador. “¿Saben por qué quisieran que ya no estuviese Hugo López-Gatell? Porque entonces no habría información y reinaría el caos”, añadió.

El presidente mexicano no se quiso aventurar a dar una proyección de decesos para lo que resta del año y envió un pésame a los familiares de las personas que perdieron la vida por el coronavirus.

“Cada pérdida de vida humana es una tragedia, es una familia, no son números, no son datos, vamos a seguir trabajando como lo estamos haciendo para que se salven vidas”, concluyó.