Una víctima de los vientos del cambio

0
424
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

El Centro Regional de Formación Docente e Investigación Educativa (Cretam) fue creado hace algunos años, como su nombre lo dice, como un centro para formar investigadores y fomentar la ciencia.

El objetivo era bueno e interesante, sobre todo porque ponía a Tamaulipas como un estado a la vanguardia en cuanto a ciencia, investigación y tecnología se refiere a nivel nacional.

Había cursos, diplomados, talleres y carreras de nivel de posgrado.

Todo eso pasó ya la historia.

Hoy ya no dan ni un cursito de actualización. Y el único programa académico, que es un doctorado, carece de certificación y acreditación, además de que ya no hay gente interesada en tomarlo.

Para ese semestre hay cero estudiantes. Ya nadie quiere ir el Cretam a prepararse, al contrario.

Este centro, de 2017 a la fecha ha sido víctima de recortes presupuestales, que a la fecha ya es casi nula la inversión. Muy apenas da para sacar los sueldos de los empleados y el sueldote del rector Herminio Olmeda Trejo.

El propio “doctor” ya solo está de adorno, porque no es capaz de gestionar ni un botellón de agua para la sede de ese instituto.

Ese centro está a punto de desaparecer.

Cierto, esto se agudizó cuando entró la “Cuatroté” que, del mismo modo, redujo el presupuesto para el rubro de ciencia e investigación. Claro, preparar a científicos no les deja votos. Tampoco al panismo tamaulipeco.

El Rector no tiene voz fuerte para defender a su centro laboral, que hasta hace algunos años auspiciaba cursos, congresos y viajes para que científicos tamaulipecos se prepararan.

Este centro es una víctima más de los “vientos del cambio”, al parecer la educación superior no es prioridad y el esfuerzo de maestros y doctores está quedando en el bote de la basura.

El “doctor” Olmeda no es más que un funcionario de poca monta, sin cualidades, sin el menor respeto a la ciencia y al estudio. Incapaz e ineficaz, sin los tamaños para estar al frente de ese ambicioso proyecto.

Tan es así, que ya se lo acabó.

Tan es así, que bajo su gestión está a punto de desaparecer.

Tan es así, que todo el trabajo anterior se le escapó de las manos.

Tan es así, que tiró todo a la basura.

Tan es así, que, como mago, está a punto de desaparecerlo.

Es una lástima que el Cretam termine por ser un adorno y haya dejado de formar a investigadores capaces. Es una lástima que este tipo de proyectos termine en el olvido por la falta de visión y por la falta de un rector con carácter para haberlo sacado adelante.

Adiós a la ciencia y la tecnología en Tamaulipas.

Y así como se critica a los del Gobierno federal por no apostarle a ese rubro, también es válido cuestionar al Gobierno local por las mismas circunstancias.

Ni hablar, a esperar mejores tiempos.

EN CINCO PALABRAS.- Adiós Cretam, ya no pudiste.

PUNTO FINAL.- “Primero descubre lo que quieres ser; luego haz lo que tengas que hacer: Epicteto.

Twitter: @Mauri_Zapata