Y sin embargo… se mueve

0
84
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

El PRI recién renovó su Consejo Político Estatal y ya sesionó, por la vía virtual, con todas las de la ley.

Incluidas todas las expresiones de la militancia tamaulipeca de las diferentes regiones, votaron cuasi por unanimidad –hubo cuatro abstenciones entre los cerca de 400 consejeros reunidos virtualmente en pleno-, las reformas estatutarias, que conceden al dirigente nacional, entre otras facultades, la de incidir en la selección de candidatos y dirigentes, “en situaciones extraordinarias”.

Proteger la estructura y el membrete, de eventuales desvíos, omisiones o intromisiones, animaría el concurso del órgano colegiado doméstico a favor de las reformas centrales.

Consolidada esa figura de la representación militante en la estructura de mando partidista, ahora van por la renovación de los Consejos Municipales, para lo que este viernes han de realizarse los registros de aspirantes, respecto de la mitad de esos cuerpos a elegir.

La otra mitad, ya sabe, son quienes tienen pase automático, como exdirigentes, ex funcionarios electos, parte de la estructura formal y representación de los sectores y organizaciones que conforman el partido.

Total que mañana se registran las planillas, igual sobre primicias incluyentes, para que, concretados los consensos, en la perfilada propuesta única, luego se les tome la protesta y se pongan a trabajar.

Aunque ya hace un buen que perdió el poder, el PRI sigue siendo el  partido con la mayor cobertura y mejor estructura, entre los partidos políticos actuantes y aunque algunos personajes históricos migraron a otras aventuras, el grueso de las bases e incluso de los actores preponderantes, le siguen siendo leales.

Algunos de quienes se fueron, ya andan tocando las puertas de regreso y otros nada más por pena no lo hacen, aunque ciertos están de que si se hubieran quedado, habrían obtenido más de lo que lograron, cuando se fueron buscando y no han obtenido en derroteros distintos.

Los priistas ahora están ciertos que “más vale solos, que mal acompañados” y sin más supeditación que, eventuales acuerdos de corte nacional, se preparan para ir al reto electoral inminente.

Lo hacen de la mano del liderazgo de EDGARDO MELHEM SALINAS, quien sin fobias ni filias, en lo interno, desde la presidencia del Comité Directivo Estatal, ha sabido darle a cada cual su espacio, reconstruyendo horizontes.

No son pocos los obstáculos que se atraviesan camino de junio del dos mil 21, pero haciendo de valladares ventanas, va dibujando horizontes, donde no los había.

Por sobre el derrotero derrotado, más allá de las coyunturas que depare la jornada, hoy aparecen nichos de oportunidad que hasta hace poco se antojaban imposibles, como más adelante veremos.

Y nada tiene qué, en general, con la idea que algunos actores nacionales manejan, en el sentido de hacer un frente amplio opositor, seguros de que con eso, le quitarán a MORENA y al Presidente de la República, el control de la Cámara baja.

Hay mediciones que apuntan, si hoy fueran las elecciones, MORENA se alzaría con un amplio triunfo, sumando el 48 por ciento de la intención del voto, contra el 15 por ciento del PAN –casi el tres a uno– y el 15 por ciento del PRI.

El estudio alcanza para definir que si MORENA va en coalición con el PT y el Verde –sus actuales aliados en el Congreso– sumara menos de un punto, para quedarse en 48.8, mientras que si el PAN aglutina al PRI, MC y PRD, como también se ha mencionado, alcanzaría el 24 por ciento de los votos, menos de la mitad de aquellos.

La encuesta de “México Elige” publicada en días pasados, entre variados temas, sigue identificando al Movimiento de Regeneración Nacional con un rol preponderante en el ánimo de los mexicanos.

Para la mitad de las familias mexicanas, la economía es su principal problema y para el 30 por ciento, sigue siendo la inseguridad, pero la calificación que se da a los gobernantes, en sus variados estratos, ofrece otras lecturas.

El presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR mantiene una calificación de 53 y un 57 por ciento de aprobación; para la referencia, los gobernadores promedian un 46.5 de aprobación, los senadores el 46, los diputados federales el 43, los alcaldes el 42 y los diputados locales el 36.

Los tamaulipecos le conceden un 65.8 por ciento de aprobación a AMLO, casi diez puntos arriba de la media, ubicándose en el lugar once y 12, que comparte con Sonora, empatados en el mismo nivel.

En otros estados gobernados por panistas como Querétaro, Aguascalientes y Guanajuato es donde se concede la más baja calificación al Presidente y para quien lo ignore, eso tiene qué ver con percepción, con manejo de medios.

El Gobernador tamaulipeco también empata con el perredista michoacano, en las posiciones 27 y 28 –cuatro antes del piso–, en material de calificación propia, que según ese trabajo les concede 38 puntos.

El promedio entre los gobernadores panistas es de 51.5 y en la comparación anual, para el de casa refleja una pérdida de 5.3 puntos, ubicándolo en la posición 26 respecto de esa dinámica, respecto de sus pares.

La encuesta también midió a 60 actores políticos nacionales, de quienes los 26 mejor posicionados son de extracción morenista; el número 27 es el panista JAVIER CORRAL, entre ocho azules de la lista, ninguno de ellos oriundo o avecindado de estas tierras.

La medición de marras no solo concede el 56.2 por ciento de los ciudadanos que votarían porque continúe el PEJE como Presidente, sino que un 46.7 por ciento, incluso, se expresan a favor de que se reelija para un siguiente sexenio.

No supera la media, pero sí son siete puntos por arriba de quienes opinan que debe acortarse su mandato, en curvas donde los críticos van a la baja y los apoyadores crecen, sobre ese apartado.

Ello no debería tener que ver mayor cosa con el hecho de que ayer, la diputación permanente que funge durante el receso en que se encuentra el Congreso Local, convocó a una sesión extraordinaria del pleno para la semana entrante.

Incluyeron en la orden del día, 29 dictámenes para someterse a la consideración del pleno, la mayoría de ellos, exhortos a ayuntamientos y autoridades federales, incluidos el Gobierno y el Congreso de la Unión.

Las iniciativas de ley hechas dictamen, son las que traen jiribilla en algún discreto apartado, pero de ello ya habrá oportunidad para abundar en próxima colaboración.

En la de ayer, todavía le aprobaron con dispensa de turno a la coordinadora morenista, EDNA RIVERA LÓPEZ, una iniciativa para homenajear con letras de oro y una placa a los héroes de la salud que combaten en el primer frente contra la pandemia, honrando a los caídos en el servicio.

A la inversa, un paquete de promociones de sus compañeros “de sector y de partido”, fueron desechadas por inviables.

De eso también luego hablamos, porque ahora, el espacio se agotó.