Apagaron estufas en 50 restaurantes

0
61
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
Las condiciones en que viene operando el sector restaurantero, debido a las restricciones por la pandemia de covid-19, provocaron que se elevara a 50 la cifra de empresarios que decidieron cerrar, al no poder sostener los gastos operativos con las bajas ventas que registran.

Así lo dio a conocer Jorge Bello Méndez, presidente local de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), quien agregó que mientras los egresos siguen siendo los mismos las condiciones no mejoran.

“La información que tenemos en la Cámara es que al menos 50 de nuestros socios decidieron parar, algunos podría decirse que cuando menos momentáneamente, pero también hay quienes hablan de dificultades para volver a abrir, y son la mayoría”, expuso.

Bello Méndez dijo que entre los factores que han propiciado esta situación está la incosteabilidad, pues mientras están frenados para operar al cien por ciento los gastos siguen siendo los mismos y se han vuelto insostenibles.

“Estamos hablando, por ejemplo, de gastos como el pago de nóminas, insumos, inventarios, rentas y servicios, el estimado que tenemos por restaurante es que esto representa un promedio de 70 mil pesos mensuales”, precisó.

El empresario comentó que los socios que más han resentido esta caída de las ventas son aquellos que pagan rentas elevadas y que se ubican en algunas de las plazas comerciales, que tampoco están operando al cien por ciento.

“Como Canirac Victoria hemos visto reducido nuestro padrón de 170 a 120 socios, pero también es lamentable que en estos casi cinco meses alrededor de 300 trabajadores se han quedado sin una fuente de ingresos, esto equivale al mismo número de familias que vieron mermada su economía”, apuntó.

Refirió Bello Méndez que entre los restaurantes que cerraron a lo largo de la pandemia están Tamales Flores sucursal San José, Chill Box, Capital Sirloin, Bien Brasa, La Pajarera, la sucursal de quesadillas El Charro, Stadium, Doroteo, El Establo y Top Wings.

Para concluir, comentó que insistirán a las autoridades sanitarias para que les permita ampliar el porcentaje de capacidad, sus horarios y la venta de bebidas alcohólicas en fin de semana.