¿Cuál era la prisa?

0
81
Alfredo Guevara
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Alfredo Guevara.-

Curiosamente, de la noche a la mañana dejaron de hacer entrega de despensas, tomate, frijol, verduras y otra serie de apoyos, luego de que el Instituto Nacional Electoral dictara medidas tutelares en contra del senador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, legisladores federales, diputados locales y alcaldes. Todos ellos, sea coincidencia o no, pero en el periodo de la pandemia anduvieron desatados llevando esa ayuda, que si bien era un buen gesto humanitario, el mal estuvo en la promoción personalizada y difundida en redes sociales. El asunto llegó a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, donde los señores se inconformaron por la supuesta “acusación” de la Comisión de Quejas y Denuncias del INE. Finalmente, y para no darle más trámite, diremos que por tratarse de servidores públicos de esta entidad, personal que labora en el Secretariado Ejecutivo del Instituto Electoral de Tamaulipas, entre estos JUAN DE DIOS ALVAREZ ORTIZ, están en plena etapa de sustanciación de las nueve vistas que le hiciera el INE, que pudieran sentar las bases para integrar un procedimiento especial sancionador contra los que entregaron los apoyos alimentarios durante el auge de la pandemia. Pero no serán nueve, sino que a la fecha se estima que entre 20 y 23 podrían ser los involucrados. Los servidores públicos se encuentran como presuntos responsables de la probable comisión de promoción personalizada, realizada en redes sociales, en donde difundieron la entrega de apoyos, entre ellos despensas, durante el periodo que tiene la pandemia en Tamaulipas, según JUAN JOSÉ RAMOS CHARRE, presidente del Ietam. Y, tal como lo expresó, dependerá de la naturaleza de la conducta y los hechos denunciados, incluso del caudal probatorio que hicieron llegar en la queja, si se desprende la necesidad de hacer alguna diligencia o investigación, para determinar el día en que podría ser resuelto cada uno de los nueve procedimientos. Lo cierto es que cada uno de estos personajes tuvo que frenar su activismo, aunque otros se sumaron, porque el INE empezó a ejercer su función. A lo mejor no se les impondrá sanción, aunque habría que esperar, pero por lo menos el Ietam estará en condiciones de abrirles un expediente, tomándose en cuenta que varios de ellos, o la mayoría, buscarán un cargo de elección más adelante. Querrán pasar de diputados locales a alcaldes o de presidentes municipales a diputados federales. A los que entregaron apoyos se les investiga también si lo hicieron con recursos propios o del erario. Y si bien se trató de una promoción personalizada, difundida en redes sociales, cuál era la desesperación en plena pandemia, si al final de cuentas el proceso electoral ordinario 2020-2021 iniciará en el mes de septiembre. Es decir, no se aguantaron las intenciones y, obvio, quisieron sacar provecho político en tiempos de pandemia. Qué tal.

 

LOS MANCHADOS

Apenas se los comenté hace un día y hoy es una realidad: el presidente de México, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, no viene a Tamaulipas. El último itinerario de las actividades que tendrá por algunas entidades del país revela que en su recorrido, del 19 al 21 de agosto, destaca su visita a Aguascalientes, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas. No se contempla Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, donde varias localidades fueron seriamente afectadas por “Hanna” y supuestamente es a donde acudiría. Con ello se confirma, otra vez, que a los productores de sorgo de la Unión Agrícola Regional del Norte les volvieron a dar “atole con el dedo” y, por ende, tendrán que conformarse con el precio de garantía que tienen, porque al final de cuentas la última cosecha ya prácticamente se comercializó a ese precio y no a tres mil 735 pesos, como lo pretendían. Habría que ver qué piensa, entre otros, AGUSTÍN HERNÁNDEZ, quien había adelantado que no habría movilizaciones de aquí al 19 de agosto en que vendría LÓPEZ OBRADOR. Y así los van a tener, desde Gobernación, Secretaría de Agricultura y la de Hacienda. En fin.

[email protected]