Dios, la jungla de don Andrés

0
184
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Eleazar Ávila.-

Estoy seguro que a mis 55 años y cuatro meses mis oídos no han escuchado mayor falacia que el afirmar que estamos solos en el universo y que somos Imagen de Dios. No lo digo en afán de faltar el respeto a nadie, pero si es necesario, va de rodillas un “gúgol” de disculpas.

El punto es que estos dos incentivos mal entendidos, el humano débil o mal preparado, dinamitan sus corazones y los llevan a un colapso que explota en lo que la Iglesia católica acota como pecados capitales.

Es evidente que la soberbia de los humanos parece no tener fin. No solamente por la manera en que procesamos la pandemia covid-19, sino porque aun antes de esta tragedia mundial, los ciudadanos del mundo nos movemos bajo una presumida inmortalidad que nos hace mucho daño.

Supremacía que permeamos en todas las actividades. Lo mismo en una carne asada, que al avanzar los años convertidos en zombis, naciendo, muriendo, sin construir en nuestro entorno, afectos.

Por eso, no es extraño que en la misma naturaleza humana el esponjamiento opere en todos los estratos. En los pobres, los ricos, los mediocres, los brillantes, los torpes, los bien intencionados y por supuesto que en los hombres del poder.

Diríamos al cerrar la semana, que si esto pasa con los llamados mortales en esa gayola barata y cuesta abajo de la vida, imagínense con los humanos, que se piensa están en lo más alto de la cadena alimenticia. Multiplíquelo por mil y sabrán que es cierto lo que San Agustín molía.

El Obispo de Hipona decía que “la soberbia no era grandeza, sino hinchazón, y lo que está hinchado parece grande, pero no está sano”. Detrás de su apariencia de grandeza, el soberbio esconde su propia flaqueza. “La soberbia es debilidad, mientras que la humildad es fuerza”… esta podría ser una interpretación muy válida.

Hoy, al hablar de estas dos certezas inoculadas desde mi infancia, creo que estas dos premisas son las que han dañado el corazón de muchos, si quieren pónganme en el uno de la lista.

Por eso, además, es que el poder y la ley, que vemos presuntuosos desde el poder federal, es símil y misil-bumerang. Un arma electoral usada, cada cual con su estilo, en la historia de los gobiernos del mundo.

Comando el silencio y la razón para no perdernos en el bosque. Este, además, podría ser el hilo conductor de los gobiernos de este planeta y, por lo que seguramente veremos, del universo o los constelaciones en el infinito.

Posdata.- Es viernes y estoy relajado. Ayúdense, que para entrenarse en el infernal rey de deportes, en poder y sus vicios propongo: Disfruten en compañía de sus equipos de trabajo la Trilogía de El Padrino, o si la quieren más “soft” y no menos importante los capítulos I, II, III, IV, V y VI de Star Wars, o Wag the Dog, con Robert D’Niro.

Todo es INEXORABLE y todos debemos estar conscientes. Ódienme más, pero creo que es tiempo de hacer un enorme esfuerzo para no perderse en la jungla de Don Andrés. Y como la mayoría de mis lectores, pocos o muchos, nunca lo sabré, son norteños. ¡Pilas!…

 

LO MEJOR DE CADA CASA…

Y claro que lo que está pasando en las escuelas privadas del Tamaulipas no es privativo de la entidad. En todo México la crisis económica está pegando duro en estas instituciones, las que tienen que ofrecer productos de calidad, por encima de sus ideas mercantilistas

Los padres están haciendo un esfuerzo y no deben abusar, pues si de arranque se están quedando sin un porcentaje alto de alumnos, imagínense para el ciclo 2021-2022. Es tiempo de sacrificios de todos y eso incluye a la iniciativa privada en el sector escolar nacional.

De paso por Reynosa coincidimos con Francisco Garza de Coss, quien es de los que está haciendo un trabajo sostenido, que le tienen muy arriba en las encuestas. Su paso por el CDE le dieron sin duda, experiencia… y otra cosita.

Del cuarto piso.- Y al cierre de la semana, el diputado Gerardo Peña Flores demandó mayor difusión al mecanismo legal para disminuir el monto de los pagos provisionales que, con relación al Impuesto Sobre la Renta, deben realizar mensualmente los empresarios y comerciantes a la hacienda federal.

En el contexto de la pandemia covid-19, el legislador refirió lo siguiente: Los pagos “están fijados con base en el coeficiente de utilidades del ejercicio fiscal del año próximo pasado y anteriores, lo cual materialmente no es aplicable para el presente ejercicio, toda vez que la actividad financiera de los negocios y las empresas ha ido a la baja y, por ende, han disminuido sus utilidades considerablemente”.

Nostra Política.- Curae…

Dieciocho pendientes…

Correo: [email protected]

Twitter.- @JEleazarDeAvila