Nichos de oportunidad

0
152
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

Aunque el PAN y MORENA se perfilan como los actores protagónicos de la inminente jornada electoral, por la capitalización del ejercicio del poder a favor de sus causas, tal condición no lo es todo.

También el ejercicio de la responsabilidad pública implica desgaste, en términos generales.

Si lo sabrá el PRI que en tres años, de tenerlo todo, en Tamaulipas, todo lo perdió, hasta el punto en que llegó a parecerse liquidado, sin mayor destino en el futuro electoral doméstico.

Hoy el Comité Directivo Estatal tricolor, liderado por EDGARDO MELHEM SALINAS despliega esfuerzos en variados frentes, sumando activos, diseñando estrategias y acicateando la estructura, para remontar adversidades.

El pulso de cada plaza, deja constancia que no hay elección igual y si se mueven los resortes precisos, las probabilidades de triunfo son reales en municipios de todos los tamaños y niveles de importancia.

El botón característico de muestra será el municipio capitalino, donde la desaseada y errática administración actuante, tiene en la desesperación a los victorenses, esperando que vengan las elecciones para cobrar tanta afrenta y empezar a remontar las secuelas de la agresión institucional que no acaba.

“Después de xico –así, con minúsculas-, cualquiera”, se escucha por doquiera en la comarca.

Por supuesto, la imagen más enaltecida en este trienio es la del alcalde anterior, OSCAR ALMARAZ SMER, cuya participación bajo los auspicios de su partido, aparece como una garantía de triunfo, aunque este no ha dicho “esta boca es mía”, camino de las urnas del 21.

El crecimiento político en la Cámara de MARIANA RODRÍGUEZ MIER Y TERÁN, acompañada de familia y amistades de amplios capitales políticos, económicos y sociales, que resultan fundamentales en un proyecto electoral exitoso, se presenta como otra alternativa viable para el PRI en la Capital.

Instalado en la herencia sensible del malogrado candidato gubernamental, igual con el aprecio y respaldo de personajes de influencia –ajenos a su otro tío–, amén de presencia a ras del suelo, CARLOS MORRIS TORRE, igual aporta esperanza en el horizonte tricolor central.

Así podemos repasar el fiasco en Matamoros, cuyo alcalde, MARIO “La Borrega” LÓPEZ, no ha recibido todo el apoyo del Gobierno federal, emanado del partido que lo llevó al poder, para remontar los rezagos históricos del municipio.

Acá, las ascendencias de BALTAZAR HINOJOSA OCHOA por un lado y el activismo de los SILVA SANTOS –el exalcalde ERICK y su gemelo HÉCTOR, el actual dirigente local del partido– por el otro, reflejan la eventualidad asequible, de recuperar la plaza.

Así, personajes como JUAN CARLOS CÓRDOVA, ANTO ADÁN MARTE TLALOC GARCÍA, PEDRO LUIS CORONADO y el propio HÉCTOR SILVA, por mencionar algunos, se dejan ver como activos rentables de cara al reto político inminente.

Esas, son dos plazas preponderantes, entre las cinco principales concentraciones urbanas del Estado, donde el PRI tiene posibilidades reales de triunfo, pero no son las únicas en el universo en juego en las urnas.

En el vecino Valle Hermoso, hay un pronunciado desgaste en la administración actuante e igual, la dirigente municipal del partido, ROSY PESINA, quien como candidata a diputada local en el anterior proceso obtuvo la segunda más alta votación para el tricolor en porcentaje, perfila un buen papel en la contienda.

Los ex alcaldes HAMID NAME y JOSÉ LUIS HERNÁNDEZ CASTRILLÓN también parecen andar entusiasmados con la posibilidad de repetir en el cargo y tienen el caminito andado.

En Reynosa, de los viejos activos del priismo, quien se mantiene activo y le conoce el andar a los de temporada es OSCAR LUEBBERT GUTIÉRREZ; por eso hay quienes ven a su esposa, exdiputada y ex funcionaria en todos los niveles, doña MARÍA ESTHER CAMARGO FÉLIX, como candidata natural a la alcaldía.

Pero también aparecen como bateadores emergentes, el exdirigente municipal, exdiputado y también exfuncionario estatal y municipal, actual integrante de la dirigencia estatal, BENITO SAENZ BARELLA y GUSTAVO RICO DE SARO, con esos capitales que los hacen competitivos.

En Nuevo Laredo la busca la exdirigente estatal y actual diputada local YAHLEEL ABDALA CARMONA; RAMIRO RAMOS SALINAS ha dicho que sus aspiraciones están en el dos mil 22, pero no se le descarta a él ni a su esposa, la exalcaldesa y exdiputada, actual regidora MÓNICA GARCÍA VELÁZQUEZ.

El dirigente local del partido, CHUY VALDEZ ejerce como regidor, lo que le haría “inelegible” para esta contienda, pero sus aspiraciones no son nuevas y hay quien le asegura que existe un recoveco legal que le permitiría participar.

Han pasado tantas cosas y tantas más hay pos suceder de aquí al primer domingo del dos mil 21, que ya nadie descarta nada.

En Río Bravo, ALFREDO CUELLAR se ha relevado como un joven cuadro, que pronto ha ganado simpatías a su eventual postulación en el PRI a la alcaldía, en sentido inverso a como el alcalde en funciones ha ido perdiendo el aprecio ciudadano.

Él es nieto de don LOLO CANTÚ, referente histórico entre los productores de la región, de mucho aprecio y por añadidura es yerno de ZACARÍAS MELHEM, también líder histórico del comercio local, tío de EDGAR, el dirigente estatal priista.

Aparte, dentro del tricolor dejan ver aspiraciones el exalcalde ROGELIO VILLASEÑOR y la exdiputada local COPITZY GARCÍA.

En Tula igual anda por repetir el exalcalde RENÉ LARA CISNEROS y la regidora AURORA CASTILLO, esposa del también exalcalde SAÚL MUÑOZ, hace lo propio buscando consensos.

En Miguel Alemán se da por cierta la reelección de SERVANDO LÓPEZ MORENO, el actual alcalde priista que gobierna el municipio más grande en su causa.

YÉSICA SELVERA en Abasolo y no tiene derecho a la reelección, pero el liderazgo que ejerce en el municipio le da para hacer una propuesta y sacar avante la empresa electoral.

San Fernando es otro de los municipios donde el alcalde en funciones ha lanzado por el despeñadero los activos panistas, abriendo la coyuntura al cambio de estafeta, que en el caso del PRI, tiene como oferta sólida, la recia personalidad de CHUY GALVÁN, cuyas confrontaciones al munícipe se volvieron virales en las redes sociales.

Hay otros y otras en el campo de las aspiraciones, que igual podrían ganar la elección capitalizando el encono social contra el actual Presidente Municipal, en descargo de la tesis aquella del abanico que abre el desgaste de algunos erráticos gobiernos.

En El Mante hay algo de ello que igual abre espacio a novedosas propuestas, como la del dirigente municipal priista GERARDO MONTES o los exdiputados ROSALBA DE LA CRUZ y ALEJANDRO GUEVARA COBOS.

En Tampico la reciente levantada de mano –“no me descarto”- de la ex muchas cosas PALOMA GUILLÉN VICENTE, la aspiración de la secretaria de Gestión Social estatal del partido, GEORGINA BARRIOS  y el nuevo dirigente municipal ROBERTO BRONDO, con ascendencia en personajes y grupos de influencia en la plaza.

Prospectos con asideras y posibilidades los hay; ya no es como en las pasadas elecciones en que el PRI batalló para encontrar a quién postular, registrando algunos “de relleno”, sin capital alguno.

Y en eso mucho tiene que ver el liderazgo de EDGARDO MELHEM.

Veremos.