Comenzó a colapsar el campo: productores

0
37
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
Ante la falta de subsidios gubernamentales el campo de Tamaulipas comienza a colapsar, advirtió Agustín Hernández Cardona.

El Presidente de la Unión Agrícola Regional del Norte de Tamaulipas (UARNT) detalló que ante la proximidad del ciclo de siembra otoño-invierno 2020-2021, apenas se han preparado el 50 por ciento de las casi 750 mil hectáreas que se siembran tradicionalmente.

“El hecho es muy grave y refleja la situación preocupante en el campo. En años anteriores a esta fecha ya casi estaban listas para siembra el cien por ciento de las 750 mil hectáreas, porque los agricultores buscaban aprovechar los huracanes o tormentas de septiembre, octubre y noviembre, pero actualmente no están preparadas ni el 50 por ciento de las tierras”, indicó, al precisar que las siembras inician en diciembre.

Dijo que eso podría ser un indicativo de que muchos agricultores dejarán la actividad, en un fenómeno que se ha venido dando desde el año pasado, cuando se dejaron de sembrar alrededor de 40 mil hectáreas.

“Esto del abandono de tierras se va a incrementar en la medida que se vaya complicando la situación económica. Es entendible que muchos compañeros no querrán seguir en una actividad que no genera rentabilidad. Nadie lo haría”, mencionó.

Para terminar de complicar la situación, cientos de agricultores siguen cayendo en cartera vencida, tanto con particulares como con instituciones bancarias que les facilitaron recursos crediticios.

“Es otro problema muy serio que los gobiernos están subestimando. Por eso decimos que el campo está colapsando y si no hacemos algo al respecto muy pronto Tamaulipas perderá su potencial agrícola” señaló.

Es tanta la desesperación de los agricultores que, ante la falta de subsidios gubernamentales y la negativa de los bancos a otorgar créditos, muchos han optado por sembrar con semillas baratas.

“Hay compañeros que están usando como semilla el frijol y el maíz que usan para comer. Claro que ya ha habido problemas, porque hay superficies que no han germinado”, refirió.

El dirigente campesino insistió en que el panorama es completamente desesperanzador, porque no se ven muchas posibilidades de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador modifique su política agropecuaria.

“El Gobierno le sigue regateando los subsidios al campo y así no hay muchas esperanzas de que salgamos adelante”, enfatizó.

Cabe señalar que el principal reclamo de los agricultores de Tamaulipas es un precio de garantía de tres mil 735 pesos para la tonelada de sorgo. En su reciente gira por la entidad, la semana pasada, le hicieron la petición a López Obrador, pero lo único que obtuvieron fue una respuesta de “lo vamos a ver”.