Prevén desastre agrícola en Tam

0
45
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
Las tierras que se destinan para la siembra de sorgo, sobre todo en el norte de Tamaulipas, pueden convertirse en una zona de criadero del “pulgón amarillo”, que puede convertirse en una plaga incontrolable.

Lo anterior como resultado de que los productores que se dedican a ese cultivo no cuentan con recursos para la siembra, al no haber alcanzado como mínimo el precio de garantía por tonelada, de tres mil 735 pesos, confirmó Raúl García Vallejo.

El Presidente de la Liga de Comunidades Agrícolas y Sindicatos Campesinos de Tamaulipas estimó que por lo menos un 40 por ciento de los productores no traen recursos para preparar la tierra, y cuando eso sucede se deja la zoca del sorgo.

“Eso es lo que no entienden los funcionarios del Gobierno federal, que aparte de que se pierde mano de obra y familias enteras se quedan sin empleo, lo más preocupante es que cuando dejas la zona del sorgo por no preparar la tierra, das paso al criadero de pulgón amarillo”, citó.

Si bien habrá productores que sí dispondrán de dinero para preparar la tierra, posiblemente el de al lado no, y lo que se genere de pulgón podrá afectar al producto del vecino, advirtió.

Aseguró García Vallejo que dar origen al pulgón representa un foco de infección incontrolable, que ocasionará la propagación de la plaga, y se corre el riesgo de acabar con todo el cultivo.

Explicó que la tierra necesita rastrearse, pero al no haber dinero para el uso de la maquinaria, el productor tendrá que suspender cualquier actividad previa a la siembra de ese cultivo.

Señaló que los productores viven preparando la tierra a sabiendas de la existencia del pulgón amarillo, a sabiendas de que en años anteriores la presencia de esa plaga terminó con parcelas y cientos de hectáreas.

El líder de los productores adheridos a la Confederación Nacional Campesina lamentó que el Gobierno de la República siga con oídos sordos a la necesidad de los productores de tener un precio de garantía para la tonelada de sorgo de tres mil 735 pesos, “desconociendo que al no haber dinero no se puede preparar la tierra para el próximo ciclo”.