Trasladan de emergencia a Galvaeston a niño con severas quemaduras

0
134
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Arely López Galicia

MATAMOROS, Tam.- Un niño de diez años de edad, residente del fraccionamiento Canadá de Matamoros, recibió una descarga eléctrica al encontrarse jugando en el techo de la casa de un amiguito, resultando con quemaduras en segundo y tercer grado en el 56 por ciento de su cuerpo.

Ante ello, pidió ayuda a la Fundación Michouy Mau Tamaulipas, quienes rápidamente se trasladaron a Matamoros para llevarlo a un hospital en Galveston, Texas.

Francisco Ponce Lara, coordinador de socorros de la Cruz Roja, señaló que fue por la tarde noche del miércoles cuando se recibió un llamado de auxilio en el sentido de que un menor de edad había recibido una descarga eléctrica al tocar unos cables de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Esto fue debido a que estaba jugando en el techo de la casa de un amigo y al momento de levantar sus brazos, alcanzó a tocar los cables de energía eléctrica.

El menor sufrió quemaduras de tercer y segundo grado en sus piernas, brazos, espalda, una parte del pecho, afortunadamente en su cara y sus genitales no sufrió quemaduras.

Destacó que gracias a la rápida coordinación entre la Cruz Roja Matamoros y el subdirector del Hospital General, Oscar de la Cerda, pudieron conectarse con la Fundación Michou y Mao que se especializan en niños con quemaduras.

Quienes vinieron por el para trasladarlo en avión hacia el Hospital de Galveston, Texas, donde recibirá la atención médica y tratamiento que requiere para su recuperación, el menor de edad fue acompañado de su tutor.

“El niño tiene toda la actitud, estaba sonriente a pesar del dolor que está sufriendo, nosotros esperamos que con la atención médica que va a recibir allá, pueda rápidamente mejorar sus condiciones de salud”, finalizó.