Abandonan padres de familia y maestros escuelas por pandemia

0
67
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara

El ordenamiento del Comité Estatal de Seguridad y Salud, de no abrir las instituciones educativas mientras no disminuya de la pandemia, originó el abandono de escuelas por autoridades e incluso, padres de familia.

Se estima que en promedio, un 85 por ciento de los planteles en la Capital del Estado presentan maleza que se ha ido incrementando a causa de las lluvias y el hecho de que no se les ponga atención, reveló Izcalli Anzures.

La regidora de la Comisión de Educación en el ayuntamiento de esta Ciudad consideró que han sido meses en los que no se han presentado maestros, personal de intendencia o padres de familia a brindarles mantenimiento a las escuelas a causa de la pandemia.

«Alrededor de un 85 por ciento fácilmente están en abandono, hemos acudido a diferentes escuelas donde se ha ido a quitar la maleza, acciones de prevención del dengue y acumulación de agua pero no nos damos abasto» afirmó

En caso contrario, donde las escuelas no presentan esta problemática, es porque los directores, coordinadores y padres de familia se han dado a la tarea de turnar a intendentes para la limpieza de las mismas aulas así como para la eliminación de maleza, añadió.

De las 182 escuelas de diferentes niveles que tiene en diferentes puntos la Capital del Estado, señaló que un promedio de 155 presentan el abandono y en algunos casos, el deterioro por el paso de los días en los que no se les ha brindado mantenimiento.

La regidora consideró que las escuelas, no deben ser sujetas de este abandono por parte de los directivos y ponerse de acuerdo con el personal de intendencia, para que en determinados días le den mantenimiento en los días que no asisten los alumnos.

Señaló que no por encontrarnos en un periodo de pandemia, se puede dejar en el olvido la conservación de las instalaciones, las que si bien no tienen uso, de una u otra forma se deterioran.

La idea de hacer limpieza de la maleza, como mínimo, evita acumulación de bichos y la proliferación de zancudos.