Cierre de ingenio golpeará economía de 50 mil familias

0
110
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
El cierre del ingenio “Aarón Sáenz Garza”, en Xicoténcatl, impactará en la economía de al menos 50 mil familias, denunció el diputado local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Florentino Sáenz Cobos.

Al presentar una iniciativa de punto de acuerdo, para exhortar a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Gobierno federal, para que interceda en las negociaciones entre la Compañía Azucarera del Río Guayalejo, S.A. de C.V. y el Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera y Similares de la República Mexicana, para que lleguen a un acuerdo que salve el Ingenio, dijo que la empresa es vital para la economía de Xicoténcatl, Mante y otros municipios aledaños.

“Como tamaulipeco y residente toda mi vida de la zona cañera de nuestro estado reconozco el impacto económico que tiene la industria azucarera en Xicoténcatl y los municipios de la región; no se trata solo de la cosecha de la azúcar, también lo es el alcohol y la melaza, pero principalmente, esta industria permite un equilibrio y desarrollo económico que detona a otras industrias en el campo, como lo son la agricultura y la ganadería” señaló en la acción legislativa que habrá de ser analizada y dictaminada por la Diputación Permanente.

Recordó que el pasado 23 de julio, la Compañía Azucarera del Río Guayalejo, S.A. de C.V., a través de un desplegado dirigido a los trabajadores del Ingenio «Aarón Sáenz Garza», a las agrupaciones cañeras de Xicoténcatl, a las autoridades estatales y municipales, así como a la opinión pública, informó su decisión irrevocable de cerrar las operaciones debido a la crisis económica en la que ha estado inmersa dicha empresa en los últimos años.

La empresa abrió la posibilidad de atender la última zafra 2020-2021, pero al no haber acuerdo con el Sindicato dio por terminada la relación laboral.

Por esa razón, dijo, el legislador, es importante la intervención de la Secretaría del Trabajo, para que se haga un último intento por evitar el cierre del Ingenio.