‘Defiendan el agua’

0
71
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
El Gobierno de la República está obligado a intervenir en el reparto justo y equitativo del agua de la cuenca del río Bravo, para garantizar el abasto urbano y riego de cultivos en el distrito 025 en la zona norte.

El director de la Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas (CEAT), Javier Pinto Covarrubias, dijo que los volúmenes de la presa Falcón, por ejemplo, son bajos, en alrededor de un 20 por ciento de su capacidad de almacenamiento.

Consideró injusto que aguas arriba de la cuenca del río Bravo, en Chihuahua, la presa “La Boquilla” tenga un almacenamiento del 90 por ciento de su capacidad, cuando debiera haber un reparto para que los usuarios agrícolas y urbanos dispongan lo necesario.

Pinto Covarrubias dijo que los usuarios del distrito 025, del bajo río Bravo, tendrán el respaldo del Gobierno del Estado, para que dispongan del agua como lo establece la Constitución, en un reparto de manera equitativa y en base al número de hectáreas.

“Al margen del tratado de 1944, que se tiene con los Estados Unidos y que se tiene que cumplir, el reparto del agua en la cuenca del río Bravo tiene que ser equitativo, como lo establece la Constitución, y el Gobierno federal está obligado a intervenir”, señaló.

Recordó que el año pasado los usuarios del distrito 025 se vieron afectados porque no completaron los riegos de sus cultivos con el volumen de agua que disponían.

Consideró que la cuenca del río Bravo, conformada por presas de Chihuahua y donde atraviesa este cauce, tiene volumen suficiente de agua como para poder pagar lo que se adeuda a los Estados Unidos.

El Director de la CEAT convino en que las marchas que han realizado productores de la zona norte, usuarios del distrito de riego 025, son justas, porque lo único que reclaman es la entrega de agua de manera justa y equitativa, como lo establece la Constitución.

Por ello, sostuvo que al Gobierno federal le corresponde hacer lo necesario para que tanto los productores como lo que se requiere para uso urbano, se reparta entre quienes forman la cuenca del río Bravo.