Maestra les fabrica mochilas a sus alumnos con bolsas recicladas

Durante esta pandemia descubrió en ella un talento que no sabía que tenía y comenzó a elaborar bolsos y mochilas ecológicas reutilizando el plástico que antes tiraba

0
30
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Una profesión que requiere mucho cariño y vocación es la de ser profesor; tener reales ganas y sinceras por entregar a los niños y adolescentes las herramientas necesarias para desarrollarse de la mejor manera y puedan llevar a cabo sus metas.

Y esa labor la entiende muy bien Mónica Inês Schuck, quien comprándole comida a sus tres “niños peludos”, sus perros Nina Tamborzinho, Otti y la pequeña Suzi, pensó en hacer bolsos, estuches y mochilas de las bolsas de alimentos. En ese momento notó el exceso de plástico que había cuando terminaba de usar cada bolsa de 50 kilos, por lo que quiso hacer algo útil con ellas.

Durante esta pandemia descubrió en ella un talento que no sabía que tenía y aprovechando las formas y moldes comenzó a elaborar bolsos y mochilas ecológicas reutilizando el plástico que antes tiraba.

Mónica pasa las tardes con sus cachorros en el Centro de Santa Cruz do Sul, en Brasil, ideando las diferentes formas de crear cosas útiles a partir del reciclaje y junto a su máquina de coser de 1984, heredada por su abuela materna, trabaja todos los días durante esta pandemia para crear bolsos y mochilas que después difunde para obsequiarlas a sus estudiantes.

Señaló que cuando vio la gran pila de plástico pensó en qué hacer con él cuando se termina el alimento de sus canes, porque lo que se ocurrió crear algunas bolsas para ir al supermercado, donde reciben bolsas de papel. Ahora las usa para hacer las compras.

Es así como esta profesora de inglés ha sacado provecho al aislamiento social producto de la pandemia y al mismo tiempo replantearse su relación con el planeta.

Con esta iniciativa, la profesora de 53 años, quien está lejos ya de las salas de clases, ayudar a todos los estudiantes de las escuelas públicas de su localidad con estas fantásticas creaciones.

Mónica ahora busca busca una asociación para aumentar su producción y que así sus creaciones lleguen a los estudiantes de la región. Interesándose hasta la fecha, una escuela alemana y el grupo de scout de la zona en ayudarla en la producción de sus bolsos, estuches y mochilas ecológicas.

Con información de: upsocl.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Nunca es tarde; aprende a leer y escribir durante pandemia