Alerta Condusef por suplantación de identidad

0
54
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) mantiene vigente la alerta ante una nueva oleada de casos de suplantación de identidad de instituciones financieras debidamente inscritas en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres)

Al respecto Rogelio Mata Delgado, representante en la entidad de esta Comisión, dio a conocer que se han detectado casos que afectan a las instituciones ION Financiera y Crediavance, que reportaron el uso de su nombre comercial e incluso algunos de sus datos fiscales o administrativos.

«El reporte que tenemos es que se han detectado personas que han venido cometiendo estas acciones, por lo que se informa a la población los nombres de las instituciones financieras afectadas y los datos utilizados en la suplantación», comentó.

El funcionario añadió que por esta razón se alerta a la población, respecto al modus operandi de las personas físicas o “empresas” falsas que utilizan los nombres y datos de las instituciones financieras registradas.

«Los afectados manifiestan que una persona, utilizando indebidamente los datos de las instituciones financieras registradas ante la Condusef, los contacta vía telefónica o por redes sociales ofreciéndoles créditos inmediatos, con pocos requisitos y con mensualidad de montos pequeños», añadió.

Añadió que utilizan información como razón social, direcciones, teléfonos e imagen corporativa (logotipos) de las instituciones financieras debidamente registradas, para hacerse pasar por ellas.

«Además solicitan a sus víctimas enviar su información personal vía WhatsApp o por Facebook a través de Messenger, poniendo en riesgo sus datos personales, así como piden anticipos de dinero en efectivo o mediante depósito a una cuenta bancaria con la finalidad de apartar el crédito», agregó.

Mata Delgado dijo finalmente que este anticipo es generalmente por el equivalente al diez por ciento del monto total del crédito solicitado, que puede ser de mil hasta cien mil pesos, «sin embargo, cuando las víctimas realizan los depósitos a la cuenta señalada, no reciben el crédito y es imposible localizarlos, es cuando descubren que han sido engañados».