Pérdidas ya rebasan 400 mdp: AMDA

0
27
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
La reducción de alrededor de un 33 por ciento en las ventas de vehículos nuevos en el periodo enero-septiembre de este año, con relación al mismo lapso de 2019, ha significado una pérdida de utilidad bruta de más de 400 millones de pesos, reveló Mario Guerra González.

El presidente estatal de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automóviles (AMDA) añadió que pese a esa caída los concesionarios no han despedido personal, pues mantienen el optimismo de que habrá un repunte y necesitarán a sus empleados.

“El 2020 es un año con enseñanzas, con un resultado en pérdida, con una disminución importante en las utilidades lógicamente por la reducción de las ventas, porque actualmente en Tamaulipas estamos a dos terceras partes del año pasado en cuanto a ventas de vehículos”, expuso.

Mencionó que la caída es del 33 por ciento, y en un sector tan sensible como es el automotriz, donde los márgenes de utilidad son muy pequeños, si una disminución pequeña ya causa una pérdida grande, con mayor razón cuando la baja es tan grande como este año.

“El año pasado para estas fechas ya habíamos vendido 24 mil 878 unidades, hoy llevamos 16 mil 639, es decir, de enero a septiembre hemos vendido ocho mil 239 unidades menos”, precisó.

Sin embargo, Guerra González aclaró que no se trata solo de las unidades, sino que esa falta de ventas también generó una falta de utilidad al concesionario, una comisión para el vendedor ni un impuesto para la Federación, así como tampoco el impuesto sobre autos nuevos, que va directamente a la Tesorería estatal.

“Si a cada unidad le ponemos un estimado de 50 mil pesos de utilidad bruta, el resultado en pesos es más de 400 millones de pesos, que se han dejado de percibir por los conceptos señalados”, apuntó.

Admitió Guerra González que si bien la pandemia no solo afecta a los concesionarios, sino a muchos sectores en el estado, mantienen la planta laboral, porque tienen optimismo de que habrá un repunte.

“Esta situación lo que ha provocado es la necesidad muchas veces de reinventarnos, de buscar estrategias para minimizar costos, para bajar inversiones y permitir que la empresa subsista, que es nuestro reto en este año, para eso necesitamos a nuestro personal”, concluyó.