Belén ‘encadena’ a Victoria con su voz

0
85
Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos

Rubén Jasso.-

Todos los días sale de su domicilio con su guitarra para dirigirse al bulevar Praxedis Balboa, justamente al exterior de las oficinas de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado, la Comapa, donde canta un amplio repertorio de canciones por espacio de dos, tres o hasta cuatro horas, para después trasladarse a otros puntos de la Ciudad en busca de llevar el sustento diario para su familia.

Con una voz privilegiada y un sello muy particular en cada melodía que interpreta, Belén Cadena Balleza demuestra que el romanticismo no pasa de moda al conformar casi todo su repertorio con “la música de oro” como él llama a esas canciones del ayer que tanto gustan a la gente.

Originario de Río Verde, San Luis Potosí, pero con casi diez años viviendo en esta Capital, Belén ya es un “Rostro de la Ciudad” bastante conocido, pues las cientos o miles de personas que acuden a la Comapa y otros lugares donde canta, lo identifican plenamente y lo apoyan con gusto al reconocer en él un talento especial para transmitir emociones.

Cubriéndose del sol en un paradero para el transporte público y descansando poco tiempo entre una canción y otra, el músico nos platica algo de su historia y como ha echado raíces en esta Capital, en donde se siente a gusto y se levanta cada mañana con el mejor de los ánimos para sacar adelante a su familia.

 

DIEZ AÑOS EN VICTORIA

“Yo llegué en diciembre del año 2010, me dediqué 20 años a las ventas, pero en este año estoy cumpliendo 45 de que yo empecé a tocar, precisamente con la guitarra, después aprendí teclados y me he dedicado a la música, tengo ya seis años dedicado de lleno a la música aquí”, dice al comenzar la plática.

Don Belén refiere que además de cantar por su cuenta también se ha unido a una agrupación victorense que toca en eventos sociales, aunque reconoce que por el momento no se han dado las condiciones para presentarse en algún festejo por las razones ya conocidas por todos.

“Ya tengo un año y medio con un grupo que se llama ‘Armada Norteña’ de la colonia José López Portillo y pues ahí estamos, nada más que ahorita por la pandemia todavía no se libera bien para los eventos y pues andamos haciéndole la lucha acá tratando de sobrevivir”, dice con toda franqueza.

Respecto al horario que cumple en el exterior de la Comapa, el músico potosino explica que llega a las 9:30 de la mañana y se retira dos horas después si no hay mucha gente, o bien, a veces permanece ahí hasta la 1:30 de la tarde y posteriormente se traslada a otro lugar.

“Normalmente me encuentran en la Estación del Tren ahí en el 23 Hidalgo, estoy cumpliendo tres años de asistir ahí todos los días y por las noches estoy cantando en la (Farmacia) Guadalajara que está en la Colonia Industrial, ahí (también) va mi compañero el del grupo con acordeón”, explica.

Afortunadamente muchas personas ya lo identifican y lo saludan cuando lo ven en otros lugares y en ocasiones lo contratan para algún festejo, mencionando que la gente lo conoce de distintas maneras.

“Yo tengo mi equipo de sonido, de hecho, yo me apodaba ‘El Solitario y su teclado melódico’ pero ahorita ya me apodo así ‘Don Belén y su guitarra’ o ‘Don Belén y su teclado’ y pues como quiera atendemos el ‘fara fara’ con los del grupo y lo que salga, o si quieren con el grupo ‘Armada Norteña’ tenemos para Bodas y XV años”, refiere.

 

MÚSICA ‘DE ORO’

Acerca del repertorio que ofrece de manera individual, don Belén menciona que los temas románticos son los que más interpreta, sobre todo las canciones que marcaron una época en nuestro país y que difícilmente pasarán de moda, pues siempre habrá alguien dispuesto a escuchar esas melodías.

“De hecho yo traigo música del recuerdo, pura música bonita, algunas nuevas que ahí van saliendo, decimos que son nuevas, pero casi todas son de ‘la música de oro’, de la época que cantaban los tríos y todo eso”.

Su privilegiada voz también le permite entonar una melodía tras otra con una pausa muy corta entre cada una, lo que también se traduce en una gran cantidad de canciones en unas cuantas horas y ejemplifica con el tiempo que permanece en el primer lugar al que asiste cada día.

“Yo termino una canción y ya pensé en cuál es la que sigue, o sea por hora son como unas 15 canciones más o menos y a veces he estado hasta cuatro horas y media (en el exterior de la Comapa), entonces (serían) unas 75 canciones”.

Retomando el tema del romanticismo, el músico nacido en San Luis Potosí explica el sentido de “La Venia Bendita”, canción que interpretó antes de comenzar la charla con este medio.

“La canción que acabo de cantar yo descubro que es una canción que ya tiene muchos años, pero es muy actual y más ahorita por la pandemia, es una canción muy bonita”.

Y recuerda como esas letras que dicen: “Le faltan horas al día para seguirnos queriendo…” se aplican perfectamente para los enamorados en serenatas en las cuales ha tenido la fortuna de cantar.

“Me han tocado jóvenes que andan de novios… dice ahí que falta tiempo para seguirnos amando… entonces es una canción muy hermosa y llena de amor, aunque nos habla también de la situación difícil que vivimos”.

 

ESCRIBE CANCIONES

Al preguntarle si algunas canciones de las que canta a lo largo de su jornada son inspiración suya, don Belén responde entusiasmado que también le gusta escribir, incluso le ha dedicado temas a gente de Victoria que sale a ganarse la vida todos los días.

“He compuesto como seis canciones… más que canciones son huapangos, uno lo compuse para los taquitos de la Estación, así se llama y otro huapango lo compuse a Ciudad Victoria, después compuse uno que se llama el do-re-mi-fa-sol-la-si-do y después compuse otro para los microbuseros”, explica.

En cuanto a las otras canciones que ha escrito, tienen relación directa con la situación que vivimos actualmente: la pandemia del coronavirus.

«En este año compuse dos en el mes de marzo, fue una cumbia del coronavirus el 16 de marzo y el día 28 de marzo compuse una que se llama ‘La Cuarentena’, las demás son músicas inéditas y a la de ‘La Cuarentena’ si le puse la de ‘La Venganza de María’ y habla de las recomendaciones que nos dice la Secretaría de Salud, pero la primera parte habla de mi vida, que yo salgo a cantar todos los días y canto corridos y pues tengo que salir, no importa que haya riesgos”, comenta.

La situación económica es difícil, reconoce el músico nacido en San Luis Potosí y por eso sale a cantar a las calles para ganarse la vida honradamente y así llevar lo necesario a su hogar.

“Tenemos que salir adelante, de hecho, en mi familia pues nada más yo trabajo, mi esposa cuida a los niños, mi suegra perdió la vista hace tres años y entonces mi esposa no puede salir a trabajar y yo tengo que echarle ganas”.

Por último, don Belén Cadena Balleza da a conocer el número de celular 834 132 82 05 para aquellas personas que deseen contratarlo de manera individual o con el grupo “Armada Norteña”, destacando que siempre ofrecen un buen repertorio para todos los gustos musicales.