El City debuta con goleada sobre los Wolves

0
26
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

El debut del Manchester City en la Primer League fue con el pie derecho, acabando con las dudas sobre si Pep Guardiola era el indicado para seguir al frente del club.

Aunque no tuvieron problemas ante un Wolverhampton que volvió a depender de Raúl Jiménez, bastaron los primeros 30 minutos del partido para dejar en claro que están de nuevo en la pelea.

El equipo celeste, que apenas mostró desde inicio la novedad en el centro de la zaga de Nathan Aké (Ferran Torres esperó su momento en el banquillo), arrolló desde el primer momento a un Wolverhampton que la pasada temporada sí logró poner en apuros a los del Etihad al ganarle los dos partidos ligueros que les enfrentó.

A ello se han puesto desde primer momento, gracias, en gran parte, a un excelso De Bruyne. Para el centrocampista belga parece no haber pasado el tiempo y fue el mejor de un partido que su equipo dominó de principio a fin.

De Bruyne provocó el primer gol al recibir el penalti tras una internada por banda derecha en la que Saïss picó y le arrolló. La repetición dejaba dudas sobre si realmente el defensor le golpeaba, pero Marriner no tuvo dudas y señaló los once metros, donde no falló. Era el minuto 20 y ya ganaban los sky blues.

El City siguió metiendo a los de Nuno Espírito Santo en su propio terreno de juego y en el 32′ volvió a encontrar premio, esta vez por medio de Foden, que aprovechó un pase atrás de Sterling para rematar a portería. La jugada, como no podía ser de otra manera, nació en las botas de De Bruyne.

En la segunda mitad, el Wolverhampton se estiró algo más y Podence estuvo a punto de abrir el marcador con un disparo a la media vuelta que se marchó, por poco, fuera de la meta de Ederson. Antes de los primeros 15 minutos de la segunda mitad, el propio Podence lo volvió a intentar de forma espectacular, pero su vaselina se marchó por encima de la meta de Ederson.

Fue, de nuevo, Podence, el que realizó la jugada del partido. Cerca del 80′, el centrocampista recogió un balón escorado en banda, lanzó un caño a De Bruyne antes de centrar de forma medida para que Raúl Jiménez rematara de cabeza de forma espectacular, imposible para Ederson.

Sí hubo tiempo para que Gabriel Jesus, ya en el 94′, pusiera el definitivo 1-3 en el marcador. El Manchester City 2020-21 arranca con una trabajada victoria y logra lo que no pudo en la 2019-20, sacar una victoria ante los Wolves de Nuno.

Con información de: mediotiempo.com