Persiste compra de votos

0
44
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
Retención de la credencial de elector, acarreo de votantes a las urnas y condicionamiento del voto a través de un pago al ciudadano, son los delitos que más se cometen en una elección, confirmó René Osiris Sánchez Rivas.

El titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) en Tamaulipas, añadió que por las denuncias presentadas, hay quienes el día de la elección ofrecen un pago económico para que el ciudadano vote por una persona, es decir, el candidato.

Señaló que la tarea de la Fiscalía es recibir la denuncia, investigar e imponer una sanción de acuerdo a la ley, toda vez que la invalidación de una candidatura a cargo de elección popular, corresponde a la autoridad administrativa.

“Ese tema corresponde al organismo público electoral, en este caso el Instituto Electoral de Tamaulipas, quien emite una sanción administrativa por el acto que fuera denunciado y comprobado que se cometió”, indicó.

No obstante, la sanción que emitiera el Instituto sería objeto de una revisión por parte del Tribunal Electoral del Estado de Tamaulipas (TEET) y en caso de que no satisfaga al actor, recurrir a la siguiente instancia jurisdiccional.

Sánchez Rivas consideró que es importante que tanto la población, partidos políticos e instituciones de gobierno, sepan cuando se comete un delito electoral, para que antes de cometerlo, se prevenga.

Estableció que la Fiscalía, desde que inició el año electoral en Tamaulipas –el pasado 13 de septiembre– ya está en condiciones de recibir denuncias sobre presuntos delitos de tipo electoral.

Admitió que generalmente, ese tipo de denuncias empiezan a interponerse desde los periodos de precampaña o campaña constitucional, sobre todo por quienes representan a los diferentes partidos políticos.

Aun así, reiteró que la Fiscalía está en la mejor disposición de orientar e incluso brindar capacitación sobre el tema de los delitos electorales y su prevención, a quienes en un momento dado así lo deseen, en aras de que ese tipo de ilícitos no se sigan cometiendo.