Que ya se va Xico

0
214
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Mauricio Zapata.-

ADIÓS.- Lo citaron a Palacio de Gobierno. Primero acudió al segundo piso, al parecer al área de Finanzas. De ahí salió con la cara dura y subió por las escaleras; al llegar al tercer piso se dio vuelta hacia la derecha y se encaminó a la oficina que está al fondo de ese pasillo que da a la calle 16. Tardó varios minutos ahí, quizás dos horas. Cuando terminó y se dirigió al elevador iba con el rostro rojo, serio y hasta cabizbajo. Caminó hasta su oficina en el 17 Hidalgo. Y ya no se supo más de él. Los siguientes días serán cruciales para la vida política y social de la Capital de Tamaulipas.

REGAÑO.- Al parecer desde el Gobierno del Estado le pusieron un ultimátum para mejorar las cosas en la Ciudad con miras a las elecciones del año entrante. Creen que todavía se puede rescatar para el panismo el municipio de Victoria. Quizás, al alcalde Xico González ya le han puesto varios ultimátums, pero que este sí iba en serio. Según fuentes y que luego se confirmaron con trascendidos de varios colegas, el tema es serio porque incluso está el amago de pedirle que deje la presidencia municipal con el pretexto de una enfermedad que podría ir ligada a un presunto alcoholismo.

GABINETE.- Lo cierto es que primero comenzarán a acomodar piezas en las principales áreas del gobierno municipal. Desde la Secretaría del Ayuntamiento, pasando por Finanzas, Obras Públicas, Desarrollo Social, Desarrollo Rural, Espacios Públicos y Contraloría, entre otros. Pondrían a personas afines al estado (ojalá no sean de Reynosa) y de ahí poder ejercer mejor el poder en el municipio. Es decir, quedaría el alcalde como mera figura de membrete. En caso de que las cosas no mejoren y la imagen de Xico les siga haciendo daño, entonces vendría su salida, ya sea por enfermedad o por la designación de algún cargo menor en el Gobierno estatal, dándole un lugar en donde se mantenga con un bajísimo perfil.

CONDICIONADO.- Especulaciones van y vienen. Dimes y diretes en torno a este asunto, lo único cierto es que las cosas ya les están incomodando a los que mandan en Tamaulipas, sin embargo, ya son dos o tres las ocasiones que se ha ventilado situaciones similares a lo largo de los dos años de gestión de Xico como alcalde capitalino. Eso sí, pocas veces lo han visto tan ‘sacado de onda’ como ahora tras el encuentro con el secretario General de Gobierno, lo que puede indicar que la versión se acerca a la realidad y estamos a poco tiempo de que le den las gracias, le den su leche y lo manden a dormir.

¿QUIÉN? Ahora el asunto es quién sería su sucesor para terminar el desastroso trienio. La lógica legal indica que debe ser Miguel Mansur, sin embargo, él tiene su proyecto y querrá un proyecto más a largo plazo. De poco ayudaría que esté unos meses, luego pida licencia para buscar la reelección y regrese. ¿Algún Regidor? No lo creo tampoco, son de muy, pero muy bajo perfil. Esa sería la incógnita y saber cómo terminaría esta administración.

HORMIGA.- El asunto es que las cosas en Victoria están color de hormiga: no hay proyectos; la inseguridad y los delitos del fuero común siguen al alza; el covid y el dengue no cesan; la economía está estancada; están peleados con todos los sectores y el rechazo social es increíble. A ver qué pasa y ojalá, de ser cierto, sea para bien, independientemente del tinte político-proselitista que le están dando.

EN CINCO PALABRAS.- Ojalá haya quién le entre.

PUNTO FINAL.- “Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos que han sido engañados”: Mark Twain.

@Mauri_Zapata