Arremete CFE contra usuarios

0
151
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
De manera arbitraria, personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) está realizando procedimientos de verificación contra domicilios particulares y negocios, imponiendo cobros estratosféricos a decenas de usuarios, bajo acusaciones de robo del fluido por el solo hecho de que el candado del medidor está roto.

De acuerdo al testimonio de varias personas sancionadas, la CFE actúa unilateralmente, dejando en completo estado de indefensión a los usuarios, porque realizan la revisión del medidor sin su presencia.

“A un servidor le llegó la notificación de que me estaba ‘colgando’ de la luz, pero en ningún momento se me avisó de la visita para estar presente al momento de la verificación del medidor, que por cierto no tiene candado desde hace tiempo y desconozco los motivos por el cual no lo tenga”, narró uno de los ciudadanos a quien la CFE acusa de estar robando la energía eléctrica.

“Esa notificación que le menciono está fechada el seis de enero del 2020 y dice que a finales de diciembre se presentó personal de la CFE y revisando el medidor según dieron con un ‘diablito’.  No tocaron la puerta para que en mi presencia se revisara el medidor y ser testigo. Ahora me están exigiendo el pago de diez mil 200 pesos, porque si no me van a cortar el servicio”, añadió.

Las versiones de los usuarios afectados son coincidentes: los técnicos de la CFE hacen la inspección sin testigos de por medio, y basta con que el candado del medidor esté roto para que concluyan que hubo robo de energía.

“El candado se pudo haber roto por diferentes causas sin que necesariamente sea porque nos estábamos robando la luz. Luego la CFE hace una estimación de daños y te exige el pago bajo dos amenazas: te va a dejar sin servicio y te va a denunciar penalmente ante la Fiscalía General de la República”, refirió una señora, dueña de una pequeña tienda de abarrotes en la colonia Unidad Modelo.

Reporteros de El Diario de Victoria acudieron a las oficinas de la CFE para buscar una respuesta a las quejas, pero se les dijo que no había ningún funcionario para hablar al respecto.

Abogados consultados sobre el tema explicaron que el recurso legal para defenderse de los cobros abusivos de la paraestatal es un juicio oral mercantil, pero es largo y costoso.

“Es la única manera de anular una multa o por lo menos evitar que te corten el servicio de energía eléctrica mientras hay una resolución. Cuando admite la demanda el Juez dicta una medida cautelar para ordenar a la CFE que no haga el corte hasta que concluya el juicio”, indicó uno de los litigantes.

Sin embargo, cuando el usuario inicia un juicio ordinario mercantil, la paraestatal contraataca con una denuncia penal por robo de fluido eléctrico, ante la Fiscalía General de la República.

“Bajo ese escenario, el ciudadano común se asusta. Conozco personas que han tenido que vender un terrenito o su carrito para pagarle a la CFE, porque hay casos en que los cobros son de más de 300 mil pesos. Es un abuso total”, refirió.