Dueño de frutería ayuda a niño con sus clases a distancia

0
47
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

El pequeño Jesús que tiene 7 años de edad, quien cursa segundo de primaria, acude a la frutería, donde le comparten Internet para poder hacer sus tareas.

Acompañado de su mamá Selene Alejandra, Jesús va la propiedad de Karim Valverde e Itzel Anahí, ubicada en la colonia Valle Hermoso, en Matamoros, Coahuila.

Además, el dueño del local lo apoya explicándole las materias y mandando los trabajos a su profesora.

La madre, quien tiene 25 años de edad, explica que ella y su esposo, quien realiza trabajos de albañilería eventuales, están muy agradecidos con los dueños del negocio, pues les están facilitando las herramientas para que su hijo cumpla con sus clases.

Explica que viven en la colonia Enrique Martínez y Martínez, y que no cuentan con televisión, mucho menos con Internet, e incluso, tampoco tienen celular.

«Hace 8 meses me alivie de mi pequeño hijo Carlos y tuvimos que empeñar la televisión para los gastos del parto y comprarles a algunas cosas al bebé, y por eso no tenemos forma de que Jesús estudie en casa”, dijo.

Explica que su marido conoce a Karim desde hace tiempo y él se ofreció a ayudarlos, por ese motivo todos los días de lunes a viernes lleva a Jesús para que cumpla con sus clases.

Jesús estudia el segundo año de primaria en la Escuela Francisco I. Madero, ubicada en el ejido Santo Tomas.

«Muchas familias están como nosotros, sin medios electrónicos para que ellos estudien, gracias al señor Karim es como Jesús está cumpliendo con su escuela», asegura la madre.

Jesús dice que sí le gusta la escuela y que Karim le explica cómo hacer sus tareas, además confiesa «quiero ser chef para hacer panes para todos y también muchos pasteles”.

Karim aprovechó para invitar a los padres de familia que no tengan servicio de Internet ni televisión para que acudan al establecimiento ubicado en avenida del Río y Jilgueros, dónde gustosos él y su esposa, les permitirán que sus hijos tomen sus clases y envíen sus tareas.

De acuerdo a la visión de Karim, ‘a este mundo venimos a servir y no a ser servidos’, y por esto mismo es que ha decidido ayudar a los pequeños de Matamoros.

Con información de: elsoldelalaguna.com