Los moditos de la CFE

0
79
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Me escribió ayer un usuario de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Ciudad Victoria. Está desesperado. Lo acusan de haber estado robando la energía eléctrica y le exigen pagar poco más de diez mil pesos.

“Ayúdenme por favor. Asesórenme. Ya no sé qué hacer”, dice desesperado. Le advirtieron que si no paga le van a suspender la energía eléctrica.

“Dicen que me estaba robando la luz, solamente porque el candado del medidor estaba roto. Por más que les expliqué que no había tal robo, no me escucharon. Me pidieron que acudiera al área jurídica, con una persona de nombre Héctor de la Fuente, para “arreglar”, o de lo contrario vendrían al día siguiente con la Guardia Nacional, para cortar el servicio”, detalla.

Cuenta que cuando los técnicos hicieron la inspección del medidor, y dictaminaron el robo, no le permitieron que estuviera presente. Me dijeron que solo era una inspección de rutina, que no había ningún problema, y con la misma se retiraron. Días después llegó un oficio notificándole que debía pagar diez mil 200 pesos.

¿De dónde voy a pagar? pregunta angustiado.

La historia de don Mario (no quiso que se le identificara con su nombre real) es apenas una de tantas que se han generado en las últimas semanas.

“Hay personas que les están cobrando hasta 200 mil pesos por un supuesto robo de energía eléctrica, y aunque son inocentes están vendiendo un terrenito o su carrito para pagar, porque temen que les corten el servicio”, cuenta un prestigiado abogado victorense.

Detalla que frente a los abusos de la CFE procede un Juicio Ordinario Mercantil ante un Juzgado federal. Las posibilidades de ganar son muchas, porque los técnicos de la paraestatal dictaminan el supuesto robo de energía eléctrica sin darle oportunidad de defensa al usuario.

“Ellos llegan, hacen la inspección, y si encuentran que el candado del medidor está roto, resuelven que hubo robo. No toman en cuenta de que el candado pudo haberse roto por otras causas. Además, la revisión la hacen sin que el usuario esté presente o con algún testigo, y eso vicia el dictamen”, refiere.

Una vez que se acepta la demanda, el Juez dicta una medida cautelar para ordenar a la CFE que no suspenda el servicio al usuario hasta en tanto se resuelve el juicio.

El problema es que se necesita de un abogado y no todos los usuarios tienen posibilidades de pagarlo. Muchos apenas tienen para cubrir el recibo bimestral.

El robo de energía eléctrica es una realidad. Ha sido una práctica añeja en todo el país. De hecho, el problema creció exponencialmente porque la CFE fue apática y omisa frente a la situación.

Sin embargo, ahora en que por fin la paraestatal se animó a poner un alto a la situación, lo hace con procedimientos arbitrarios y totalmente fuera de la ley, afectando a muchos ciudadanos inocentes, fincándoles responsabilidades sin que haya sustento legal para ello.

Alguien debe poner alto a los moditos de la CFE.

 

EL RESTO

DESCONFIADOS.- En la bancada de Morena y los partidos afines, como el PES, ven con mucha desconfianza a la diputada tamaulipeca, Nohemí Alemán.

La legisladora acaba de renunciar al grupo parlamentario del PAN para irse al bando morenista. Pretexta que los panistas la excluían y relegaban.

El problema es que algunos diputados de Morena y el PES creen que su renuncia es una simulación. Sospechan que en realidad va de espía.

En una de esas a doña Nohemí le va mucho peor que como, según argumenta, le iba en el PAN, con la falta de cariño.

Así andan las cosas.

[email protected]