Lucha libre de antaño

0
44
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Arnulfo Mata Huerta.-

Se ha comentado en diferentes ocasiones que la lucha libre de antaño es mucho mejor que la de estos tiempos, sin embargo, la comparación tiene sus “bemoles” porque en la actualidad son muchos los simpatizantes de este popular deporte conocido como el pancracio nacional.

En aquellos lejanos años cuando la lucha libre se promocionaba en la Ciudad de México con aquellos famosos gladiadores de la época como el legendario Santo El Enmascarado de Plata, El Médico Asesino, El Rayo de Jalisco, Rolando Vera, Cavernario Galindo, Bulldog Villegas y la Tonina Jackson, se llenaba de bote en bote la arena de la capital de la República.

Pero sinceramente y no es por nada, en aquellos ayeres El Enmascarado de Plata se llevaba los máximos honores con aquella famosa exclamación que se escuchaba en luneta y galería: ¡Santo, Santo, Santo! que ocasionaba una alegría inmensa de aquel tiempo, en tanto El Santo en cada combate que sostenía en el cuadrilátero, ponía a prueba su talento para sacar adelante los combates que protagonizaba con grandes rivales de aquellos años.

Este personaje visitó Ciudad Victoria y en aquel tiempo, si ya mi cansada memoria no me falla, fue en la Plaza de Toros Victoria ya desaparecida cuando hizo su presentación ocasionando un gran tumulto entre la gente apasionada a este deporte de las llaves y candados.

El Enmascarado de Plata, cuenta la historia que al retirarse de la lucha libre visitó el noticiero de Jacobo Zabludovsky, donde se quitó la máscara al despedirse ya de este popular deporte, pero dejando que su leyenda siguiera viva entre los corazones de aquellos aficionados. Su hijo siguió los mismos pasos que su padre.

Hay otros luchadores que también han dado prestigio a esta disciplina como Blue Demon y su hijo, el Perro Aguayo, Canek, Mil Mascaras, Cien Caras y muchos otros que también han sido por muchos años atletas de reconocido prestigio.

Aquí en Ciudad Victoria, data de varios años, cuando el contador Héctor Benavides Peña promocionaba este deporte en la Plaza de Toros Victoria con aquellas presentaciones de El Norteño, El Campesino, Maravilla Exótica, Los Exóticos, Dinky El Duende y años más adelante han surgido innumerables deportistas de la lucha libre que han mantenido en pleno auge este deporte.

Y así la lucha libre sigue siendo uno de los deportes preferidos de los aficionados, aunque actualmente este deporte presenta guerreros del cuadrilátero con vestimenta muy estrafalaria pero que gustan demasiado, sobre todo, a los niños y jóvenes de todo México, mencionamos a la parca, Máscara Sagrada, Pierrot, Octagón, Tinieblas, por mencionar unos cuantos.