‘Aguantan’ agencias la contingencia

0
32
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
La incertidumbre y la falta de confianza en la evolución que tendrá la pandemia de covid mantiene frenadas las decisiones de los compradores para adquirir algún vehículo nuevo, con todo y que en algunos casos ya  tienen aprobado un crédito, reveló Mario Guerra González.

El Presidente estatal de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automóviles (AMDA) añadió que una parte positiva en medio de esta emergencia sanitaria, es que no se han presentado cierres de agencias ni siquiera temporalmente,

«Ahorita en lo que todos estamos enfocados los concesionarios es en el día a día, mes a mes, en cómo ir sorteando la situación y llegar a lo que nosotros llamamos el punto de equilibrio, es decir que dejemos de perder», comentó,

El empresario admitió que en el marco de la pandemia, lo que pueda suceder en lo que resta del año difícilmente será diferente en cuanto a la venta de autos, que, dijo, está ligada a un factor muy subjetivo que es la falta de confianza y la incertidumbre por parte del consumidor de no saber qué le depara.

«De cada diez autos vendidos entre seis y siete, es decir más del 60 por ciento, son vendidos con un crédito ya sea de un banco o de la financiera de la marca, pero para decidirte a firmar por cuatro años necesitas tener un grado de certidumbre en cuanto a tener empleo o el ingreso para pagar», expuso.

Guerra González aseguró que eso es lo que ha detenido a mucha gente, mencionando que en su caso tiene prospectos o clientes interesados que incluso han presentado una solicitud que ya está autorizada por la financiera, pero decidieron esperarse por esos dos factores señalados.

«La realidad es que no sabemos qué nos depara esta pandemia, recordemos que en marzo nos decían que en julio ya habríamos salido o tendríamos la curva a la baja, pero ya vamos en septiembre y parece que apenas estamos en la punta de la curva de campana», añadió.

Finalmente el presidente estatal de la AMDA, dijo que «esto más que afectar a la operación en sí de la concesionaria, afecta al ánimo del comprador que está posponiendo su decisión de compra».