Castigo al campo continuará

0
48
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
A pesar de ser el que da la cara por el país en situaciones de crisis económicas como la actual, el campo mexicano seguirá castigado presupuestalmente por el Gobierno federal en el 2021, advirtió Ismael Hernández Deras.

Al asistir a los festejos del 94 aniversario de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, el dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) señaló que para el 2021 solamente se tiene contemplado un aumento de mil 700 millones de pesos en la asignación presupuestal para el sector agropecuario, lo cual no es suficiente ni para cubrir el aumento inflacionario.

Lamentó la situación porque es en el campo donde viven los más pobres del país, y a pesar de eso es la actividad que menos déficit registra en condiciones de crisis como la actual.

“También tenemos que decirlo: cuando la manufactura cae el 26 por ciento en el Producto Interno Bruto y cuando la actividad de servicios cae el 16 por ciento, el campo cae solamente el tres por ciento. O sea, los campesinos, los productores rurales, los que exportan alimento a otras partes del mundo que se producen en México, siguen dando la cara en la actividad económica del país”, indicó.

Y añadió: “No puede ser posible que si es la actividad que sigue sosteniendo la actividad económica de este país, y que no está en números negativos todavía, se le puede dejar así, sola…”, mencionó.

Bajo esas condiciones, dijo, sin acceso a crédito barato y sin incentivos para la productividad, está resultando inviable producir en el campo mexicano.

El problema es muy grave porque además se deja a los productores en incapacidad de competir con sus homólogos de Canadá y Estados Unidos.

Por otra parte, hizo un llamado a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para que asuma su rol y responsabilidad en el conflicto del agua de la Cuenca del Rio Bravo.

Sin embargo, Hernández Deras advirtió que debe protegerse y garantizarse el derecho al agua que tienen los productores de Chihuahua y Tamaulipas.

“En el tema de seguridad alimentaria el asunto del agua tiene un nivel de importancia sustantivo, entonces aquí es que asuma su rol y su responsabilidad Conagua, para que escuchando a las partes, sobre todo a los productores, vaya provocando y logrando resolver y atender los compromisos que se tiene de primera instancia con los  estados como Chihuahua y Tamaulipas”, refirió.

Lamentó la incapacidad del Gobierno federal para convencer a Estados Unidos de que en el reparto del agua debe priorizarse un asunto primario que tiene que ver con la comida.