Los alcaldes de Victoria

0
170
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

A lo largo de 172 años, ya como Capital de Tamaulipas, Ciudad Victoria ha tenido 80 alcaldes. Nadie ha durado más de tres años en el cargo tomando en cuenta que en el Siglo 19 la legislación sobre los periodos era variable.

Quien más repitió en el cargo fue Antonio Fernández, quien fue edil en 1884, 1889, 1891 y 1905. Otros que fueron más de una ocasión presidentes municipales son Epigmenio García en 1924 y en 1927, además de Carlos Govea.

Ha habido varios sustitutos, en la mayoría de los casos porque el propietario brincó a otro puesto de elección popular, o bien, a algún cargo estatal o federal.

En los últimos años han sido seis los sustitutos: Arturo Leducc Zandall, Teresa Aguilar Gutiérrez, Zelideh Saeb, Egidio Torre Cantú, José Manuel Assad Montelongo y, el más reciente de ellos, Fernando Méndez Cantú.

En estos 172 años solo dos mujeres han estado al frente de la comuna victorenses, ambas como sustitutas, y son las que describimos en el párrafo anterior.

De los 80 alcaldes solo tres han sido posteriormente gobernadores del estado, se trata de don Enrique Cárdenas González, Eugenio Hernández Flores y Egidio Torre Cantú.

Muchos fueron prospectos a ese último cargo, desde Maclovio Guerra hasta Cipriano Guerra. Desde Epigmenio García hasta Manuel Gómez Garza. Desde Gustavo Cárdenas hasta Enrique Cárdenas del Avellano, Arturo Díez Gutiérrez y Alejandro Etienne. En el caso de Gustavo, fue tres veces candidato, pero no logró éxito.

Lo que sí es un hecho es que ninguno ha tenido que separarse de su cargo por corrupto, ineficiente y torpe. Ninguno de ellos ha tenido la necesidad de irse por impopular, porque no trabaja o porque haya tenido un desastre total en la ciudad.

En pocas palabras: Xico pasó ya a la historia como el peor alcalde que haya tenido Victoria. Y no es un cliché crítico mediático, los hechos avalan la hipótesis y eso es lo peor que le puede pasar a un político.

El que esta semana pida licencia y se vaya a ver a dónde quedará un precedente de que ya no se puede ser tan cínico, y sobre todo, tan torpe a la hora de gobernar.

Que un municipio como el de Victoria no se puede administrar con base en caprichos y de manera visceral. Que no se puede gobernar con el corazón, sino con el cerebro.

De resultar cierto todo este embrollo y que esta semana le acepten su licencia, quedará un precedente, pero sobre todo una tarea bastante compleja para quien llegue.

Ya son menos los nombres que se manejan y los dos que hay tienen las mismas posibilidades, además de que harían prácticamente lo mismo: Pilar Gómez, pedir licencia como diputada, ejercer, ir por la reelección sin necesidad de dejar la alcaldía y ejercer un periodo de cuatro años.

El otro es Miguel Mansur, que legalmente debería asumir el cargo. De hacerlo, estaría en condiciones de ir por la reelección y del mismo modo estar al frente de la comuna cuatro largos años.

Veremos qué pasa, lo cierto es que Victoria ya merecía que se le tomara en cuenta y que llegara alguien a salvarla. A ver si lo logra.

EN CINCO PALABRAS.- Pero que investiguen a Xico.

PUNTO FINAL.- Por cierto, nadie les va a creer que está enfermo. Ojalá no se burlen de la inteligencia del victorense.

Twitter: @Mauri_Zapata