Colombiana perdida durante dos años es encontrada en el mar

Salió de su casa hace dos años por las constantes agresiones que recibía de parte de su esposo

0
289
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Una mujer identificada como Angélica Gaitán, de 46 años de edad, decepcionada por el abandono, la soledad y las heridas ocasionadas por su ex pareja, creyó que la decisión para acabar con sus problemas era terminar con su vida.

Salió de su casa hace dos años por las constantes agresiones que recibía de parte de su esposo.

Se fue Ecuador, regresó a Barranquilla, Colombia. Deambuló por las calles, estuvo en un albergue, le quitaron cobijo y fue encontrada en un lugar casi imposible de imaginar: unos pescadores la hallaron en altamar en medio de la nada.

Permaneció cerca de 8 horas flotando en el mar, a 4 kilómetros de la orilla de una playa.

Gaitán relató el drama que padeció por muchos años siendo víctima de violencia intrafamiliar por parte de su exesposo.

Señaló que los maltratos comenzaron cuando se embarazó por primera vez; la golpeaba y abusaba violentamente de ella. En el segundo embarazo las agresiones continuaron y no se pudo alejar de él porque sus hijas estaban pequeñas, además de agregar que en muchas ocasiones lo denuncio a la policía, por lo que decidió salirse de su casa después de que él la agredió.

Indicó que desde hace 20 años llevaba una relación tóxica violenta con su pareja; relató que en septiembre del 2018 le rompió la cara y la intentó matar, pero logró escapar, y anduvo deambulando por la calle por casi seis meses.

Señaló que nunca recibió apoyo de ninguna autoridad ni de nadie por las agresiones, por lo que no quería seguir con su vida.

Recordó que “estando en la orilla del mar, me encontré con la soledad y decidí lanzarme al mar, dejé que me llevara y esperar que pronto acabara esta pesadilla”. Fue en ese momento su mente quedó vacía mientras estuvo a la deriva por casi 8 horas.

Angélica relató que un hombre la rescató en la mitad del mar, inconsciente, flotando, la llevaron a un centro asistencial donde se encuentra recibiendo atención.

Sus familiares en Bogotá se pusieron en contacto con ella y le brindó la ayuda que necesita para que esté con ellos.

Señaló sentirse arrepentida de lo que, y se mostró agradecida de que la salvaran.

El caso de Angélica Gaitán, es una historia más de violencia que se vive día a día en muchas partes del mundo.

Con información de: lopezdoriga.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Tras inundación, madre e hija caen a socavón