Confían empresarios locales termine la ingobernabilidad

0
45
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez

Cd. Victoria.- La Cámara Nacional de Comercio (Canaco) local consideró la salida de Xicoténcatl González Uresti de la alcaldía de Victoria, como una respuesta al clamor social de poner fin a la ingobernabilidad, el rezago y el abandono en que había sumido a la Capital del estado.

José Luis Loperena González, presidente de ese organismo, añadió a lo anterior que no existe un sólo rubro en materia de servicios públicos que salga bien librado a lo largo de los dos últimos años.

«Sin lugar a dudas agradecemos estos cambios, que la sociedad sea escuchada y agradecemos que al menos existe un cambio. Y ahora nos toca como sociedad estar más vigilantes de los presupuestos, de los gobiernos municipales, de los funcionarios, para evitar que vuelva a suceder algo similar», expuso.

Agregó que tienen esperanza de que quien venga ya vio lo que estuvo mal, ya debe venir con esta exigencia de lo que la sociedad demanda, ya vio lo que es el caos.

«Y trae un reto bastante grande que es ordenar la casa y trabajar por la imagen pública y urbana, por lo que estaremos al pendiente de que quien llegue tenga las capacidades para cumplir con las expectativas que la Ciudad exige hoy en día», subrayó.

Loperena González añadió que como sector ya habían externado al Gobierno del Estado, su inconformidad con las acciones que se venían haciendo en el Municipio, dado que no son las que los victorenses se merecen.

«Los victorenses somos gente trabajadora noble y nos estaban dando un trato injusto, las condiciones no eran las de una Capital, ya habíamos caído en la ingobernabilidad en el municipio y cualquiera de los temas de que se trate está muy complicado», apuntó.

Asimismo dijo que todos como ciudadanía y empresarios, tienen que aportar exigiendo para que no se pierdan avance como en el tema de la seguridad, así como enfrentar las consecuencias de la pandemia de covid que ha traído crisis económica empresarial, cierre de negocios.

«La realidad es que todo esto no se va a solucionar con un nuevo alcalde o alcaldesa que entre, ni en un año ni en dos ni tres años, Victoria necesita varios años con alcaldes haciendo bien las cosas, con un mismo objetivo y una misma exigencia, porque es muy fácil destruir y muy difícil construir», concluyó.