Covid-19 mata a una mujer, hijas adoptan a medio hermanos

0
98
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Lunisol Guzmán era una mujer cálida, de gran corazón. Una madre soltera que crió a tres hijas. Casi cincuentona, adoptó a dos hermanitos.

Poco después llegó la tragedia. Guzmán falleció por el COVID-19 y un varoncito de cuatro años y una niña de dos se quedaron sin su madre.

Sin embargo, no estaban solos. Dos de las hijas adultas de Guzmán –Katherine, de 32 años, y Jennifer, de 28– se harán cargo de ellos.

“Es una maldición, porque perdimos a nuestra madre, pero una bendición al mismo tiempo”, dijo Katherine. “Ahora tenemos dos angelitos”.

Jamás consideraron otra opción que no fuese hacerse cargo ellas de los pequeños.

“Estos chicos son parte de nuestra familia”, expresó Katherine. “No hubo que pensarlo demasiado”.

Guzmán, una dominicana que vino a Nueva Jersey de veinteañera, manejó durante 11 años un autobús de la Universidad Estatal de Montclair antes de la pandemia. El vicepresidente de la casa de estudios la describió como una persona “diligente, apacible”.

Con información de: tucson.com