El desquite será en las urnas

0
80
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

DESQUITE CAMPESINO.- Al menos en Tamaulipas, los candidatos que vayan a competir en la elección del 2021 la tendrán muy difícil en el medio rural.

Es tanta la decepción y el enojo con los gobiernos, en particular con el de Andrés Manuel López Obrador, que hay municipios como el de San Fernando, donde desde ahora existe un repudio patente a todos aquellos que harán campaña en busca del voto.

“Mejor que ni se paren aquí” advierte Rogelio Ortiz Moreno, uno de los líderes campesinos más radicales de la región. Es el mismo que ha estado al frente de la mayor parte de los bloqueos carreteros.

Bajo ese escenario, va a ser muy complicado que quienes vayan a buscar una Alcaldía o Diputación, sea local o federal, puedan hacer campaña.

Desde luego que quienes se verán más complicados serán los candidatos de Morena, el partido de López Obrador, porque el enojo de los productores es principalmente contra el Gobierno federal por tantos recortes presupuestales al campo.

Para decirlo más claro, el desquite de los campesinos será en las urnas el próximo seis de junio.

S.O.S AL GOBERNADOR.- También en el agro tamaulipeco, los productores del Distrito de Riego 025, que comprende a los municipios de Matamoros, Valle Hermoso y Río Bravo, están solicitando la intervención del gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, para que defienda sus intereses en el conflicto con Chihuahua por el agua de la cuenca del Bravo.

El presidente de la Unión Regional Agrícola del Norte (URAN), Agustín Hernández Cardona, sostiene que, hasta el momento, han asumido solos la defensa del agua que le corresponde a Tamaulipas.

“Por eso estamos haciendo un llamado de auxilio al Gobernador para que interceda en defensa de nuestros intereses. Somos miles de productores los afectados”, indicó.

El año pasado, los agricultores tamaulipecos sufrieron pérdidas estimadas en mil millones de pesos, porque al no recibir agua para riego de los cultivos hubo una baja en el rendimiento de las tierras.

La disputa por el agua de la cuenca del Río Bravo tiene conflictuados al presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador de Chihuahua, Javier Corral, debido a que los productores de esa entidad se niegan a liberar el agua para pagar la deuda con Estados Unidos, y entregar la parte del líquido que corresponde a Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila.

MALA CARA.- En la administración municipal de Victoria no solo se requiere una “limpia” en los cargos de primer nivel. También es urgente impulsar mano dura para cambiar el maltrato de los burócratas hacia la ciudadanía.

Ante el relajamiento de la disciplina en las distintas áreas del Gobierno municipal, la prepotencia se arraigó entre quienes atienden al público. Tratan al ciudadano como si le hicieran un favor.

En otras entidades del país, los alcaldes idearon una estrategia que consistió en el envío de usuarios disfrazados para indagar hasta dónde eran verdaderas las quejas ciudadanas. El ejercicio permitió acabar con tanto abuso hacia la población.

En Victoria, debería hacerse lo mismo, sobre todo en áreas correspondientes a la Dirección de Obras Públicas y al área de Ingresos, donde los oficinistas asumen comportamientos abusivos intolerables en una oficina pública.

ALMARAZ, FUERA.- Oscar Almaraz Smer, es un político simpático, bien visto por la mayoría de los ciudadanos, y que seguramente tendría grandes posibilidades de ganar una elección en cualquier cargo para el que compitiera.

Sin embargo, el exalcalde de Victoria no aparecerá en la boleta electoral del 2021, y probablemente tampoco en el 2022.

Las razones: las mismas por las que se dejó perder en el 2018, cuando buscó reelegirse como Presidente Municipal.

ASÍ ANDAN LAS COSAS.

[email protected]