Venciendo la corrupción electoral

    0
    33
    Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

    Ma. Teresa Medina Marroquín.-

    En redes y medios tradicionales todo mundo opina que el 2021 será la Madre de Todas las Batallas Electorales. Lo que no tiene discusión.

    Pero lo que ahora se pregunta “todo –ese– mundo” es ¿cuáles serán los recursos políticos y electorales que Morena acarreará a las trincheras contra sus adversarios, básicamente el PAN?

    La interrogante deriva del zafarrancho que se traen para dirigir ese partido el propio Mario Delgado, Porfirio Muñoz Ledo y el interino Alfonso Ramírez Cuéllar, quien por cierto fue novio de Beatriz Gutiérrez, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador.

    …Y a quien el mismísimo AMLO le mandó a decir que “hay mucho pueblo para tan poco dirigente”.

    Fue evidente, por ejemplo, que en la visita proselitista que hizo a Reynosa el pasado sábado Mario Delgado, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, sus anfitriones, el diputado federal petista Armando Zertuche y su colega morenista Erasmo González, hayan exhibido una ridícula disputa por hacer notar quién era el que llevaba las riendas del evento.

    A Zertuche le correspondía el honor por ser oriundo de esa frontera; no obstante, el maderense Erasmo González se apoderó (dicen) de manejar las atenciones de quien es el favorito del tabasqueño a presidir Morena.

    Si esa es la “democracia” en esos niveles de Morena, entonces se infiere que al seleccionar candidatos a alcaldes y diputados locales y federales, en el caso de Tamaulipas, surgirán tantas agresiones que acabarán con las expectativas.

     

    FUTURISMO Y COMPETENCIA PAREJA

    En más de lo mismo, pero ubicados los acontecimientos en la Capital de Tamaulipas, los pronósticos indican que gracias a la democracia pluralista que se vive en el país, así sea a gritos y sombrerazos, la competencia en Victoria estará muy pareja y cerrada.

    De pronto aparece una diversidad de nombres de personajes que llevan al dilema a los electores de esta Ciudad y de sus distritos locales y federales.

    Por el lado de Morena muchos ya ven venir al médico Felipe Garza Narváez al haber renunciado a la delegación de Gobernación. ¿A qué cargo? Aún no se sabe. Lo único cierto es que este político tiene en su prestigio y trayectoria la capacidad para ganar cualquier elección.

    De lado del PAN se rumora saldría a la palestra electoral el diputado local Arturo Soto Alemán, un joven cuya energía y experiencia en el servicio público lo convierten en un candidato altamente competitivo y del que se insiste buscaría la diputación federal.

    Respecto a la Presidencia Municipal ahora encabezada por Pilar Gómez Leal, cuyo reto es encontrarle la salida al laberinto político y social que es representar a la Ciudad desde el palacio del 17 Hidalgo, se habla de no pocos postulantes, entre ellos la misma Pilar, además de Mario Ramos Tamez, Arturo Soto y Gustavo Cárdenas, y por la izquierda a Eduardo Gattás y otra vez el tres veces diputado local Felipe Garza Narváez.

    Dentro de este futurismo que siempre se manifiesta y le pone sabor a la contienda, se prevé también figuren en la inminente guerra electoral el síndico Luis Torre Aliyán, e incluso algunos mencionan a un diputado de nombre Roque Hernández Cardona y al ex beisbolista Ismael “Rocket” Valdez.

    Cabe destacar que Roque Hernández es un empresario que al ser suplente del fallecido dirigente de Morena en Tamaulipas, José Antonio Leal Doria, ocupó la posición plurinominal que hoy representa en el Congreso local.

     

    FAMOSOS Y DESCONOCIDOS, NO IMPORTA

    Lo relevante de este proceso que ya inició en su fase administrativa radica en que el futuro de los municipios y distritos de la entidad, y citamos a Victoria como un ejemplo, es la meta de trazar lo que la ciudadanía demanda. Sean famosos como Felipe Garza y Arturo Soto o desconocidos como Roque Hernández, lo importante es aprender de un pasado que imponía a quien con todo y democracia se sabía ganaría por las buenas o por las malas.

    La lección de la historia es que la única forma de reconstruir una ciudad como un estado, es la que determina el pueblo. Todo lo demás son prácticas de un pretérito podrido.

    ¡Feliz miércoles!

    tessieprimera@hotmail.com, @columnaorbe, columnaorbe.wordpress.com