‘Todo se solventará’

0
52
Mientras las diferencias entre Municipio y Estado comenzarían a ser solventadas, ayer se vio un primer operativo conjunto de la Policía Estatal (a cargo de la seguridad pública en Matamoros) y elementos de Tránsito; no fue nada en contra del hampa, más bien fue en contra de conductores “comodinos” que se estacionaban en donde les daba la gana, sin que nadie los molestara.
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
El equipo que el Gobierno del Estado encontró en el proceso de entrega-recepción de las áreas de Tránsito y Seguridad Pública de Matamoros no corresponde a esta administración.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Matamoros solventará cada una de las seis observaciones que el Estado le hizo, al asumir el control de la seguridad pública en esa población fronteriza, estableció el alcalde Mario Alberto López Hernández.

Dijo que si bien había 120 elementos de Tránsito y Vialidad que realizaban labores de policía en Matamoros, cada uno de ellos estaba acreditado por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Sin embargo, en caso de que los elementos de Tránsito y Seguridad Pública resultaran con presuntas irregularidades en el ejercicio de sus funciones, no será el Municipio quien salga en su defensa y ellos tendrán que asumir sus responsabilidades.

Después de que el Estado asumiera el control, el pasado 22 de septiembre, se encontrara irregularidades e inconsistencias de bienes no localizados, patrullas sin número económico ni placas de circulación, faltante de radios de comunicación policial, entre otros.

Al acudir a una reunión con el secretario general de Gobierno, César Verástegui Ostos, el alcalde López Hernández dijo que solventará cada una de las seis observaciones, no sin antes aclarar que “ese equipo viene de administraciones anteriores y solo se estaba en resguardo”.

Comentó que en materia de seguridad pública, Matamoros se encuentra en calma, con índices de inseguridad en un nivel medio, en el que si bien se registran incidentes violentos chicos, medianos y grandes “suceden en cualquier ciudad”, apuntó.

Si bien el Estado se hizo cargo de la seguridad pública a través de un decreto, consideró que no fue por una omisión de los agentes, que de cierta forma no acudieron en apoyo a otras corporaciones policiacas en un evento registrado en esa población fronteriza.

Por el contrario, aseveró que el Ayuntamiento cuenta con un video en el que, en caso de ser necesario, demostrará que no hubo omisión.