Aterriza en el estado lucha de especialistas

0
60
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
Alrededor de 74 químicos clínicos y farmacobiólogos que laboran en los hospitales estatales iniciaron las gestiones para que les sean cambiados sus códigos laborales y se les pague el sueldo que corresponde a esa categoría, pues en la actualidad perciben alrededor del 50 por ciento.

En un comunicado enviado a la redacción de El Diario se da a conocer que se trata de un movimiento de alcance nacional, al que se han adherido profesionales químicos de todos los estados, para que se regularice su situación laboral.

Asimismo, se da a conocer que ya han realizado gestiones ante los gobiernos federal y estatal en el caso de Tamaulipas, así como ante las cámaras de senadores y diputados federales, por lo que confían que en el mediano plazo se resuelvan favorablemente sus peticiones.

“Es un movimiento de químicos tanto clínicos como farmacobiólogos a nivel nacional, unos somos basificados federales y otros estatales, que realizamos funciones como tal”, refieren,

Sin embargo, detallan que tienen “un código más bajo, como técnicos laboratoristas, laboratoristas clínicos, auxiliares y cosas por el estilo, las funciones las tenemos más no el código”, explican.

De igual forma, refieren que “este movimiento ya tiene alrededor de cuatro años que se ha extendido a todos los estados, para que conformen su propio grupo”.

Detallaron que en ningún momento se han negado a laborar o desempeñar las funciones que les asignan, principalmente durante la pandemia de covid-19, periodo en el que se ha incrementado el riesgo para todo el personal, pero más para ellos.

“No solo estamos responsabilizándonos de los procesos de laboratorio, sino también de la responsabilidad del laboratorio, cuando en las instituciones federales no se permite. Además, realizamos la toma de muestras a los pacientes sospechosos de covid, sin pensar en el riesgo, sino solo en cumplir con nuestro trabajo”, detallan.

Finalmente, dicen confiar que en los próximos días más químicos que estén en su misma situación se integren a su movimiento, para conseguir que se les haga justicia principalmente en cuanto a sus percepciones mediante la asignación del código que les corresponde.