Perro-lobo ataca a una niña en refugio animal

0
35
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

En un centro de rehabilitación de animales en Michigan, un híbrido de lobo-perro atacó a una niña de dos años, arrancándole un brazo.

El centro se encuentra bajo investigación, después de que las autoridades descubrieron que estaban criando de forma ilegal una variedad de animales salvajes, incluidos zorros, coyotes y perros lobo, según el Departamento de Recursos Naturales de Michigan.

Cabe destacar que la niña atacada, es la sobrina de la dueña del centro.

La investigación del centro inició en agosto, cuando un informante contara a las autoridades del ataque a la niña.

Según información de las autoridades, la niña abría metido su mano derecha en la jaula del perro lobo, cuando este la “agarró”.

La dueña, Brenda Pearson, compartió lo sucedido a través de Facebook, y comentó que ella cree que la niña estaba intentando alcanzar el colar del animal, cuando la sujetó del brazo para escapar.

“Después de que la llevaron de urgencia al hospital, volví al corral y levanté su pequeño brazo”, escribió Pearson.

“Todavía puedo verlo hoy. Su manita todavía estaba cerrada como si todavía estuviera agarrando el cuello «.

Agregó que servicios infantiles investigaron el incidente y no encontraron irregularidades.

Según los funcionarios de conservación, la mujer estaba operando el refugio sin los permisos necesarios, cosa que ella niega rotundamente.

Debido a que Pearson ha tenido un historial de violaciones criminales, el departamento de recursos naturales le revocó su permiso de rehabilitación de vida silvestre en 2010.

Por lo tanto, no tiene la autorización para rehabilitar, ni poseer los 47 perros lobo que tiene en su propiedad.

La oficial conservacionista Anna Cullen, informó que Pearson ha intentado sacar una licencia con diferentes departamentos, pero no ha cumplido con la inspección.

«No se debe permitir que ninguna persona se acerque a esos perros», agregó Cullen. «No es justo para este niño que perdió un brazo».

Según un comunicado de un amigo de la familia, la niña se encuentra bien, después de perder el brazo, pero tiene un «largo camino por delante».

Con información de: www.debate.com.mx