¿Primor o Prian?

0
83
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Desde la tribuna legislativa del Congreso del Estado, durante el apartado de asuntos generales de la sesión ordinaria del pasado miércoles, la diputada priista Olga Garza Rodríguez soltó un dato que revela cómo, desde ahora, los partidos políticos andan buscando amarrar alianzas para la elección del 2021.

La también Presidenta del Comité Municipal del PRI en Reynosa estaba furiosa, porque en la plenaria de la semana pasada una diputada de Morena dio por “muerto” al PRI. Ayer, Garza Rodríguez no dejó pasar la ocasión para desahogar su coraje.

“Tranquilos. Calma buitres y zopilotes, que mi partido no es carroña”, arremetió desde la tribuna contra los diputados morenistas.

Y luego vino la revelación: “¿Por qué si dicen que estamos muertos, los líderes de Morena, tanto estatal como municipales, ya nos fueron a buscar al presidente estatal del PRI, Edgar Melhem y a mí como dirigente municipal del partido en Reynosa? No entiendo. ¿Si estamos “muertos”, para qué nos buscan?”

Más allá de los reclamos, el hecho deja al descubierto que el PRI está convertido en la manzana de la discordia entre Morena y el PAN.

Sin embargo, de acuerdo a lo que dijo doña Olga, pareciera que su partido no quiere nada con Morena, lo que hace inferir que la alianza, legal o de facto, será con el PAN.

¡Se valen apuestas!

 

EXTRAVIADO

Por cierto, para muchos no ha pasado desapercibido el repentino alejamiento de los reflectores mediáticos por parte del diputado morenista Rigoberto Ramos Ordóñez.

Resulta que ya suman cuatro las plenarias del primer periodo ordinario de sesiones del segundo año de ejercicio de la Sexagésima Cuarta Legislatura local, y el reynosense no ha subido una sola vez a la tribuna.

El hecho se hace más llamativo porque durante las sesiones se han originado acalorados debates, y misteriosamente don Rigo ha hecho “mutis”. Anda extraviado por completo.

¿Acaso estará guardando energías para cuando sea tiempo de campaña? Esa podría ser la explicación, pues es hecho público que el morenista anda decidido a ser el abanderado de Morena para buscar arrebatarle al PAN la Presidencia Municipal de Reynosa.

 

SORPRESA

La presunta designación de Javier Córdoba González, como delegado de la Secretaría de Gobernación en Tamaulipas, ha hecho que muchos frunzan el cejo.

Para quienes no lo conocen, lo primero que habría que decir es que fue uno de los funcionarios más cercanos al exgobernador priista, Eugenio Hernández Flores.

De hecho, fue director de Seguridad Pública municipal cuando “Geño” era Alcalde de Victoria.

Ya en el Gobierno del Estado, Córdoba fue subprocurador general de Justicia, aunque en realidad ejercía como Procurador, porque la titular, Mercedes del Carmen Guillén Vicente, no quería saber nada de la dependencia.

También se le recuerda como titular del llamado “C-4”, y su última responsabilidad en el servicio público fue como Consejero de la Judicatura local.

Hay mucha historia por contar de Córdoba, y precisamente es por eso que muchos se han quedado con el “ojo cuadrado” ante su presunta incursión en el gobierno de la autollamada “4T”.

 

CASTIGADOR

El Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública de Tamaulipas (Ietam) anda en un plan bastante castigador.

El órgano garante, que preside el comisionado Humberto Rangel Vallejo, le acaba de imponer una multa de 26 mil 64 pesos al presidente estatal de Morena, Enrique Torres Mendoza, por negar información pública a un ciudadano.

Además, el Itait emitió amonestaciones públicas para el PRI y los ayuntamientos de Casas y Jiménez, también por incurrir en opacidad.

Esperemos que esta política de mano dura disminuya la opacidad que sigue prevaleciendo en muchos municipios, partidos políticos e instancias gubernamentales.

Así andan las cosas.

[email protected]