Políticos con coronavirus

0
86
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata

El nuevo virus no respeta a nadie. Ya lo hemos visto y notado.

Le da al rico, al pobre. Al artista, al deportista, al obrero, al campesino, al político, al contador, al abogado, al comerciante, al taquero, al empresario, al estudiante, al maestro, y, también al político.

Nadie se salva por muchos cuidados que tenga.

El jueves nos enteramos que el rector de la UAT, José Andrés Suárez Fernández dio positivo a covid-19. Está bien, está estable y con pocos síntomas. El pronóstico es positivo.

Ayer se dio a conocer del caso de la alcal… perdón, de la presidenta municipal de Victoria, Pilar Gómez Leal quien del mismo modo, perscó el covid-19.

Ya le dio al edil de Río Bravo, Carlos Ulivarri, quien por cierto, se vio muy grave y tuvo que ser internado en una clínica de Monterrey porque ni en su localidad ni en Reynosa hubo quien lo pudiera atender.

El “superdelegado” del gobierno federal en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal, quien también tuvo que pedir ayuda en la capital regia por la falta de insumos y espacio en su natal Reynosa.

Eran los días en que aquella ciudad fronteriza se vio saturada y era el epicentro de la enfermedad en esta entidad. Incluso hubo dos regidores que los trasladaron a Victoria.

De los diputados locales, que fueron de los primeros en contraer el coronavirus, también hubo varios. Seis para ser exactos. Manuel Canales fue el primero y se desató un pánico entre los integrantes del pleno.

Patricia Palacios y Javier Garza Faz también estuvieron enfermos, sin contar a Alfonso Torres, secretario general del Congreso, quien al parecer fue el que contagió a los demás.

De los federales, Erasmo González Robledo también fue víctima, sin contar a otros de su bancada allá en San Lázaro, pero bueno, de eso luego hablamos, hoy nos concentramos en los políticos tamaulipecos.

El secretario particular del senador Américo Villarreal Anaya, tuvo , sin embargo, lamentablemente falleció.

Otro que, por cierto ayer murió, fue el titular de la Coepris, Óscar Villa Garza, también contagiado por el este virus que le ha dado millones de personas en el mundo.

El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, también fue contagiado, que si bien, salió rápido y no tuvo graves consecuencias, pues tuvo que estar confinado casi dos semanas.

También de aquellos que son aspirantes a algún cargo, que, igual hasta fue mentira con tal de llevar agua a su molino electoral, pero de haber sido cierto, fue otro sector víctima del covid-19

Y así podríamos contar a varios servidores públicos, a funcionarios de primer nivel, a gobernantes, alcaldes, secretarios de estado, embajadores, senadores, diputados locales y federales.

Son muchos los que han sido víctimas. La mayoría la han librado. Así que cuidémonos. El virus está latente, no respeta a nadie. Sí existe.

No bajemos la guardia y sigámonos cuidando.

EN CINCO PALABRAS.- Y hay quienes lo fingieron.

PUNTO FINAL.- “La incompetencia es tanto más dañina cuanto mayor sea el poder del incompetente”: Francisco Ayala.

Twitter: @Mauri_Zapata