Grasas saturadas provocan cáncer de mama: especialista

0
39
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
Al cierre de la semana epidemiológica en Tamaulipas se confirmaron 206 casos de cáncer de mama, de los cuales dos corresponden a hombres de acuerdo con el boletín semanal que emite la Dirección General de Epidemiología (DGE) federal.

Lo anterior si bien representa menos de la mitad de los diagnosticados hasta la misma semana del 2019 cuando sumaban 453, puede tener como causa que las personas han dejado de acudir a solicitar ayuda a las unidades de salud.

Al respecto, el especialista en epidemiología, Santos Daniel Carmona Aguirre, recordó que el cáncer de mama es el más común entre las mujeres, es el que tiene la más alta prevalencia en el país y es la primera causa de morbi mortalidad por cáncer en este género.

«El 90 por ciento de los casos en el país tiene como origen la dieta que es rica en grasas saturadas, la cocina mexicana es muy alta en este tipo de grasas, el otro diez por ciento corresponde a factores genéticos predisponentes para que la mujer tenga cambios en su glándula mamaria», comentó.

Carmona Aguirre añadió que para prevenirlo las recomendaciones son que a partir de los 18 años las mujeres tienen que observar y enseñarse a explorar sus mamas, para lo cual pueden acudir a todas las unidades de salud y aprender qué cambios observar y qué tipos de color detectar.

«Otra recomendación es que a partir de los 25 años las mujeres tienen que visitar a su ginecólogo cuando menos dos veces al año, para que haga test específicos que orienten en un posible diagnostico», agregó.

El especialista apuntó que otros predisponentes de cáncer de mama son tener hijos sin lactancia, embarazos a edades superiores a los 35 años, menopausia temprana, usar prolongado de anticonceptivos y tomar hormonas durante largo tiempo en etapas menopáusicas.

Finalmente, Carmona Aguirre dijo que «los hombres también pudiéramos tener cáncer de mama, principalmente por factores hereditarios, aunque el más frecuente es el de próstata”.