Impera incertidumbre en productores tamaulipecos

0
48
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
Entre los productores de Tamaulipas impera la incertidumbre ante la posibilidad de que desaparezca en el 2021 los Fideicomisos en Relación con la Agricultura (FIRA), por la gran cantidad de agricultores que obtienen su crédito de avío.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Rural, Ariel Longoria García, dijo que hasta ahora se desconoce qué pasará con ese tipo de crédito a raíz de los cambios que ha habido sobre todo en las reglas de operación para acceder a ese tipo de financiamiento.

De hecho, admitió que es probable que la Financiera Nacional sólo se dedique a atender a los pequeños productores, donde los medianos quedarían fuera, donde los que tengan más de 20 hectáreas pasarían a otro esquema mediante los bancos y eso afectaría los montos de intereses.

“Con una medida de esa naturaleza se afectará a bastantes productores, tomándose en cuenta que la financiera nacional dispersa aproximadamente en créditos de avío entre cinco mil y seis mil millones al ciclo y una gran cantidad pudiera ser afectada” citó.

No obstante, Longoria García consideró que habría que ver las restricciones que se podrían imponer, para de esa forma tener una cifra más apegada, sobre el impacto que tendrá entre los productores de Tamaulipas la desaparición de esos fideicomisos.

“Pero a grandes rasgos, lógicamente nos preocupa que sobre todo, los tiempos que está pasando el campo tamaulipeco, que no existan los créditos que hoy por hoy deberíamos estar dispersando la primera ministración de créditos de avío por el trabajo de las tierras del ciclo otoño invierno 20-21” abundó.

Convino en que a estas alturas del año, debiera estar dispersada el recurso, lo que ocasionará que se retrasen los trabajos para la preparación de la tierra y en el proceso que tienen los productores para el próximo ciclo agrícola.

No descartó el Secretario Rural que por estas condiciones, alguna superficie de tierra podría no sembrarse para el próximo ciclo, tomándose en cuenta que no habría créditos de avío al desaparecer los fideicomisos de FIRA, que es de donde se apoya la gente del campo para trabajar.