Hay temor empresarial por rebrote de covid-19

0
43
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
El incremento sostenido de casos positivos que diariamente registra Victoria no está siendo atacado con ninguna estrategia nueva ni mucho menos con operativos eficientes que obliguen al uso de cubrebocas, el respeto de la sana distancia y la prohibición de fiestas o eventos masivos.

Así lo aseguró José Luis Loperena González, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) local, quien agregó que de no ser por la baja ocupación hospitalaria la Ciudad estaría retrocediendo y con consecuencias catastróficas.

“No hemos visto nada, no nos han informado las autoridades de Salud de estrategias nuevas, pero sin lugar a dudas estamos dispuestos a replantear lo que sea necesario y ver de qué manera podemos aportar en el combate al covid”, comentó.

El empresario agregó que están dispuestos a escuchar, ver y hacer propuestas para aplicarlas en conjunto, sin dejar de lado y reiterar que el uso del cubrebocas y la sana distancia es lo más efectivo para reducir los contagios en la Ciudad.

“Los operativos de persuasión y sensibilización como tal van a la baja, sin contar que desde un principio fueron rebasados, lo que impidió que se lograra un control, porque carecieron de facultades para sancionar a quienes incumplían con las medidas sanitarias”, señaló.

Loperena González agregó que hay mucho relajamiento social y aunque por el momento al sector comercio local no ha sido afectado en gran medida, salvo la reducción de horarios de cierre, reconoció que también quisieran estar ya en fase tres.

“Seguimos escuchando que cada vez más familiares cercanos y amigos se están contagiando, además de que hay países que están regresando a fase uno o cero, lo que sería catastrófico para la economía local en general”, apuntó.

Puntualizó que los victorenses tienen que hacer conciencia, “Victoria ha sido uno de los municipios en los que se puede decir que la situación está controlada, porque la capacidad hospitalaria no está saturada, sin embargo, la cantidad de contagios diarios no ha disminuido, como en otros municipios”.