Descartan que ejidos pasen a zonas urbanas

0
46
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara

La venta de predios en el sector rural, por las condiciones económicas de los ejidatarios para incorporarlos a la zona urbana, es un fenómeno que si bien pudiera darse en la práctica, no se refleja en teoría.

Es una actividad que si bien pasa por diferentes instancias de gobierno, en las que se mide este tipo de actividad, en la última que es la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial, como área normativa, no se refleja dijo su titular, Gerardo Villaseñor Montes.

De hecho, ahora con la Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial (ENOT), la posible venta de predios ejidales para incorporarlos a la zona urbana, posiblemente por el crecimiento de las ciudades o la necesidad económica de sus propietarios, tendrá un eje rector.

“Nosotros somos la parte normativa, es decir, lo último a donde nos llega ese tipo de notificaciones, porque primero pasa por el Registro Agrario Nacional, al Instituto Tamaulipeco de Vivienda y Urbanismo y después a Ordenamiento Territorial” explicó.

Sin embargo, consideró saludable la creación de la Estrategia Nacional de Ordenamiento Territorial, toda vez que permitirá hacer una planeación del territorio en el país a un plazo de 20 años y un instrumento que ayudará a los municipios y estados en la creación de su respectivo programa de desarrollo urbano.

Villaseñor Montes consideró que es una medida que se aplicará en aquellos municipios que han tenido la capacidad de resistir y en los que de cierta forma están atorados millones de pesos para invertir, al no disponer de un programa para el desarrollo urbano,

Comentó que un programa de esa naturaleza, forma parte de una estrategia en la que se dictaminan los lineamientos a largo plazo, sobre la forma en que se debe dar el crecimiento y hacia donde se puede urbanizar en cada municipio o Estado.

Adelantó que más adelante habrá reuniones por zonas en el país, en donde además de dar a conocer los objetivos de la estrategia nacional de ordenamiento rural, se sentarán las bases para aterrizarla en cada una de las entidades, en aras de tener un crecimiento más ordenado y con una visión a futuro.