Draft de operadores

0
128
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata

Como en el futbol americano, el basquetbol y el futbol soccer, cada año hay un draft, en el que equipos compran jugadores para enfrentar la siguiente temporada.

Muchos se encarecen de acuerdo al desempeño de la temporada anterior. O bien, se abaratan si es que no rindieron o estuvieron inactivos.

Pues parece que este esquema de compra-venta de “jugadores” ya ingresó a la política.

Vemos que muchos que eran operadores del PRI y que hicieron ganar a ese partido en otras contiendas, ahora trabajan para otras siglas y siguen haciendo su trabajo de manera eficiente.

Hay otros que han ido cambiando de siglas, según más les convenga a sus intereses políticos, pero también económicos.

Así, vemos a operadores que antier fueron tricolores, ayer azules y ahora guindas.

También a algunos que antier fueron verdes, luego amarillos y ahora azules o guindas.

Y no es criticable su posición. Al contrario. En estos tiempos no queda otra más que buscarle por donde haya chamba. Y si no hay trabajo en un lugar, pues entrarle a donde sí haya.

Vamos, se han profesionalizado; han dignificado su trabajo y, según la empresa, o en este caso el partido que los contrate, se institucionalizan.

Es decir, si hoy son de Morena, se ponen la camiseta y trabajan para sacar adelante la estrategia de ese partido y lograr el objetivo, que es ganar una elección.

Si ayer fueron tricolores y hoy son azules, con el mismo entusiasmo y seriedad con el que operaron para que ganara el PRI, ahora lo hacen para que el PAN haga lo propio.

Ahora que comenzó el proceso electoral, que no se nos haga raro ver a un operador que conocimos en el PRI vistiendo la camiseta del PAN, y haciendo su chamba como la solían hacer para el priismo.

Insisto. No le veo nada de malo. Es un trabajo y se deben para quien les paga.

Ya vemos a varios que operaron en el pasado para el entonces partido en el poder, hacerlo ahora para el que actualmente está en esa posición.

Los están contratando como si fueran jugadores de futbol transferibles o libres para trabajar para el mejor postor.

Así que estamos en la época del draft de operadores políticos.

Que tengan suerte y sigan haciendo bien su labor, que tanto trabajo y esfuerzo han tenido para llegar a que los partidos políticos los “peleen” para estar en sus filas.

EN CINCO PALABRAS.- No es traición, es trabajo.

PUNTO FINAL.- “Quien no aplique nuevos remedios debe esperar nuevos males; porque el mayor innovador es el tiempo”: Francis Bacon.

Twitter: @Mauri_Zapata