Cabeza sí, JR no

0
165
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

El gobernador tamaulipeco, FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, logró el pronunciamiento público de parte del presidente de la República, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, sobre las diferencias que sostienen.

“Es público y notorio que tenemos diferencias con el Gobierno del Estado, pero, independientemente de esas diferencias, tenemos que poner por delante el interés general, el interés del pueblo y el interés de la nación”, dijo AMLO, en su discurso pronunciado en Nuevo Laredo este domingo.

“Nosotros vamos a seguir apoyado al pueblo de Tamaulipas y procurando tener buenas relaciones, en lo que corresponde a las tareas públicas con los gobiernos municipales y del estado, siempre vamos a tener en cuenta al pueblo de Tamaulipas”.

Ni el saludo le dio tras su discurso, pasando de largo frente a él, sin voltear a verlo, dijeron algunos soportantes de aquella tesis, aunque igual no faltó quién remitió la escena a la sana distancia impuesta por la pandemia.

Aparte, hubo quiénes interpretaron la escena como una vacuna para el gobernante tamaulipeco, de cara a los rumores dejados correr sobre una eventual persecución judicial que estaría en ciernes desde el centro.

“Si lo acusan, aparecerá como mártir”, según esas expresiones.

A quien se le acabó de caer la carreta al paso del presidente LÓPEZ OBRADOR por suelo tamaulipeco, fue al delegado coordinador de los programas sociales en el estado, JOSÉ RAMÓN GÓMEZ LEAL, también conocido como El JR, o El Guachicolito.

Las manifestaciones en su contra no se hicieron esperar, con gritos y mantas desplegadas.

Lo acusaban de traidor, por alimentar la corrupción y extorsión desde las aduanas fronterizas tamaulipecas y de no entregar las becas y apoyos dispuestos por el Presidente para los tamaulipecos.

El primer mandatario de la nación se sorprendió, hace diez días, cuando en la “mañanera” fue a enterarse que el JR andaban manoseando la asignación de los titulares de las principales aduanas del estado, con aviesos fines personales, cuando él había dispuesto nombrar militares en esos puestos.

Ahora vino a enterarse, precisamente en Nuevo Laredo –donde aquel inició la colecta de rentas aduaneras de manera personal-, que tampoco está cumpliendo la encomienda hecha, de priorizar a los pobres y acercarles las ayudas asistenciales de manera oportuna.

EL GUACHICOLITO hace lo que expresamente está prohibido en el fundamento morenista –no mentir, no robar y no traicionar- y no cumple con el espíritu del cargo que le fue confiado por el Presidente.

Por eso la separación del cargo solicitada ayer al Presidente, está bien fundamentada y este seguramente volvió a tomar nota.

El JR no está vacunado, aunque diga y repita a quien quiera oírlo, que el cargo “lo tiene comprado”.

Temprano, el gobernador CABEZA había dado la bienvenida al presidente LÓPEZ, en la visita que incluía la inauguración de un Centro Deportivo, como parte del Programa de Mejoramiento Urbano desarrollado por la SEDATU federal.

Las peticiones discursivas no fueron tan incomodantes para el ilustre visitante: el Mandatario estatal pidió su internación para resolver el conflicto del agua, y que se aplique la ley con equidad para los agricultores de la entidad.

Aparte, solo insistió en los temas que ya tiene tiempo machacando, en todos los foros que se le ponen al alcance y están asociados al reclamo de mayores participaciones federales, equiparables a la posición de segundo estado aportando al fisco federal.

Acaso hayan sido las ruidosas y nutridas protestas que ameritaron alusión en el discurso presidencial: hubo mucha movilización.

O algo que se dijo en privado, o el tono, o el gesto, o vaya usted a saber, pero las diferencias, públicas y notorias, ya quedaron registradas en el discurso y anidadas en el imaginario colectivo.

Entre los actores políticos –o aspirantes a ello- que se dejaron ver al paso del Presidente estuvieron los VALDEZ, que no son nada, aunque sobre decirlo: EL ROCKET, quien tras la conferencia hizo mutis, respecto de sus aspiraciones por gobernar la Capital y JORGE, quien de manera discreta trata de recuperar la carrera que había hecho en el PRD.

FRANCISCO CHAVIRA, su antagonista original, ya agarró vuelo por el lado de la RUTA 5, el proyecto que MANUEL ESPINO quiso convertir en partido político sin lograrlo y del que aquel es Secretario General a nivel nacional.

PANCHO ARELLANDO CONDE, el fin de semana dictó conferencia de prensa en Victoria Capital, para presentarse como dirigente municipal, llevando en la Secretaría al exregidor independiente MARTE RUIZ, acompañados del Secretario estatal para Asuntos del campo, el exdirector de la Facultad de Veterinaria de la UAT, RIGO LÓPEZ.

Declararon que van a andar haciendo foros y preguntando sobre sus necesidades a los ciudadanos, en las colonias, para emprender acciones de gestoría ante las instancias gubernamentales y en organizaciones sociales, para fortalecer sus estructuras.

La intención terciada es encontrar “buenos perfiles” para las candidaturas y, aunque señalan la opción de las independientes y el sistema federal les negó la deferencia concedida a sus pares –del PES y Redes Progresistas-, por supuesto que van de la mano del partido en el Gobierno central.

De esos lodos, el administrativo de la Secretaría de Gobernación, HÉCTOR MARTÍN GARZA GONZÁLEZ, se indignó con el presidente de los módulos de riego de los distritos 025 y 026, del norte del estado, porque los chihuahuenses se quedaron con el agua que tocaba a los tamaulipecos.

Y los llama cínicos por “defender” sus cuotas de agua para regar a costa de las miles de hectáreas que acá pueden quedar sin sembrarse por aquella medida; dice que los va a ayudar y adopta como propia la lucha de los productores tamaulipecos.

Cómo no lo hizo antes; el agua entregada, obvio, ya no la regresarán los gringos.

Los diputados locales y federales, así como los senadores morenistas tamaulipecos, no estuvieron en la gira presidencial de Nuevo Laredo, porque el Presidente no los quiere en esos recorridos, pero además, porque a la hora del evento aquel, ellos estaban dando una conferencia de prensa conjunta, de manera virtual.

Fue para hablar de la unidad prevaleciente al interior del partido, en torno a la dirigencia recién electa, liderada por MARIO DELGADO CARRILLO y como arranque, aunque se apura, pasa por su convalecencia por el contagio de coronavirus.

Hablan de renovar estructuras a partir de noviembre, en los estados y municipios, en una agenda anunciada por el propio dirigente electo, pero esta estará más bien dirigida a los estados prioritarios, que es donde se elegirá a gobernador el año entrante.

En Tamaulipas nunca se acabó de sentar la dirigencia, divididos los pocos que la conforman: el Tesorero está demandado por no dar cuenta de los dineros confiados, el Presidente del Comité y el del Consejo siempre han hablado en destinos distintos y ambos han sido desplazados por el vocero, quien se abroga calidad de dirigente.

Los conferenciantes, convocados por el diputado maderense ERASMO GONZÁLEZ ROBLEDO, hablaron de la figura de los promotores –comités de defensa- que actuaron para la elección del 2 mil 18.

Sin embargo, tales estructuras ya no se vieron en la elecciones siguientes, como no lo hicieron en las reciente de Hidalgo y Coahuila.

Dicen que van a ganar, pero no acaban de definir el cómo.