Cines sufren por la contingencia

0
45
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 25 (Agencias)

Las cadenas de exhibición de películas en México han tenido que adaptarse para generar recursos más allá de la venta de boletos; pues se han visto muy afectadas en estos siete meses de pandemia por el covid-19.

La contingencia sanitaria le pegó al sector como nunca antes. De acuerdo con cifras de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica, del 25 de marzo al 21 de octubre se vendieron seis millones 400 mil boletos, contra los 232 millones registrados en el mismo periodo del 2019.

Los números subieron desde agosto con la reapertura de los cines, triplicándose respecto a los cinco meses previos. Pero las cifras negativas ya obligaron a cerrar al menos a diez complejos de forma definitiva en toda la República Mexicana. Ante esto, se han buscado alternativas que ayuden a reactivar la industria.

Los ingresos aún son bajos, en parte a la capacidad permitida en las salas, de solo 30 por ciento del aforo, la falta de estrenos de grandes producciones y el temor real de la gente a acudir a un complejo, pese a las medidas sanitarias que se han implementado.

La industria en México tuvo que adaptarse para ofrecer opciones que atraigan a los cinéfilos y generar ganancias. Como ejemplo, Cinemex ha comenzado a rentar las salas al público y Cinépolis decidió enviar productos de su dulcería a domicilio con ayuda de aplicaciones de mensajería.