Diputados dicen “no” al aborto

0
36
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza

Cd. Victoria.- “En Tamaulipas hay un “no” a leyes de asesinato. Hay un “no” a leyes que asesinen a cientos de inocentes”, advirtió desde la tribuna legislativa el diputado panista, Arturo Soto Alemán, al votar a favor de un dictamen que rechaza tajantemente la legalización del aborto en la entidad.

Lo anterior ocurrió durante la sesión ordinaria del Pleno Legislativo, celebrada este lunes, en la cual fue aprobado un exhorto dirigido a la Cámara Federal de Diputados, para que se abstenga de aprobar reformas que permitan legalmente el aborto.

La iniciativa de punto de acuerdo fue aprobada con 24 votos a favor, un voto en contra y ocho abstenciones, estas últimas de Diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Durante el debate del dictamen, la panista Juana Alicia Sánchez Jiménez, consideró incongruente que a nivel federal se estén impulsando reformas para proteger los arboles y animales, y en cambio se pretenda aprobar la legalización del aborto que costará la vida a cientos de niños por nacer.

“Los invito a que la manifestación de su voto sea a favor de la vida. Que viva la vida”, pidió.

En su turno, Soto Alemán exigió que en vez de generar políticas públicas de asesinato se impulsen políticas públicas que den apoyo a la maternidad; que eviten el embarazo en adolescentes y que mejoren la adopción.

“Vamos a entrarle al tema a fondo con políticas publicas de apoyo a la mujer. En Tamaulipas no a la ley de asesinato, no a leyes que asesinen a cientos de inocentes” puntualizó.

Y añadió: “No puede haber una política publica donde se hable de defender la vida cuando a una clínica entran dos seres con vida, y después del aborto sale con vida la madre y el no nacido en una bolsa de residuos. No puede haber políticas publicas que defiendan la muerte”.

El panista insistió en su llamado a los legisladores federales a no poner en disyuntiva a los medios.

El dictamen aprobado contiene un llamado a los legisladores federales para que eviten aprobar acciones legales que permitirían interrumpir el embarazo en las primeras 12 semanas de gestación sin la mínima responsabilidad para quien lo haga.

Dicha conducta es sancionable actualmente,  pero de prosperar la reforma se despenalizaría la conducta.

Precisa, además, que despenalizar el aborto es innecesario porque actualmente existen excluyentes absolutorias de responsabilidad cuando la conducta se realice bajo ciertas circunstancias que ponen en riesgo la vida de la madre, o por razones medicas o por imprudencia.