Aparecen más irregularidades en Matamoros: SSP

0
37
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Arely López Galicia.-

MATAMOROS, Tam.- El secretario de Seguridad Pública del Estado, Jorge Ontiveros Molina, dio a conocer que existen cuatro investigaciones dentro de la Secretaría de Seguridad Pública, por diversas irregularidades administrativas y operativas en la corporación de esta ciudad fronteriza.

Indicó que ya se recaban la información para presentar pruebas y determinar quién o quiénes son los responsables y, en su caso, aplicar las sanciones correspondientes.

Detalló que actualmente se cuenta con un informe muy completo de todas las irregularidades que se han encontrado en este departamento municipal desde que el Estado asumió el mando el pasado 22 de septiembre.

Entre ellas, la revisión de credenciales del personal, nómina, funciones y verificación física de los elementos, en donde, dijo, “algunos de ellos ya no se presentaron a trabajar, las razones ya no las supimos”.

En total se tomó una lista de 279 elementos, entre tránsitos (110), personal de corralón (11) y elementos de seguridad denominados “vigilantes”, (158) que en realidad no tienen un respaldo que justifique su función.

“En el corralón el responsable nunca apareció, nada más el nombre y documentos que tenían en el registro como no aparecieron y es un área sensible, es que se tuvo una acción posterior”, indicó.

Otra de las irregularidades encontradas fueron 301 chalecos que tampoco existe documentación de dónde fueron adquiridos y solo se menciona que a través de recursos asignados, pero no hay prueba de compra.

Dada la situación, Jorge Ontiveros Molina destacó que se tuvo que nombrar a un Secretario de Seguridad Pública, un Director de Tránsito y Director Operativo.

Entre las actividades que no se realizaban era el curso de manejo para la expedición de licencia, participar en la mesa de seguridad, apoyo a otras corporaciones en operativos especiales, ni registros de sanciones, multas, carros en el corralón, situaciones que ya se están regulando una vez que asumieron el mando.