‘Enola Holmes’

0
45
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Actualmente en el mundo del séptimo arte revisitar todo en plan feminista o mejor dicho femenino, porque en ocasiones no se llega a la mirada política y solo estamos ante un mero intercambio de roles, parece ser el plan del Nuevo Hollywood. Revisitar lo que ya estaba revisitado no hace mucho tiempo atrás o revisitar aquello que había sido visto desde la perspectiva masculina, como en este caso, dejamos la centralidad de Sherlock Holmes para colocarnos en la perspectiva de Enola, su hermana menor.

La película en Netflix del cineasta Harry Bradbeer, producida por la propia plataforma, está basada en una serie de novelas de la escritora Nancy Springer, que tienen a la joven Enola como protagonista. Y podríamos decir que en el mismo plan que Mulán, es decir una aventura de autodeterminación femenina con leitmotivs del tipo “ahora yo decido mi vida”, Enola Holmes logra ligeramente lo que aquella soporífera producción de Disney no había alcanzado: que los temas de agenda queden subordinados a la aventura y el misterio.

Tampoco es una gran película, pero ante un cine que nos impone los subrayados del presente, tenemos que analizar sus virtudes sin dejar de lado el contexto. Y en ese sentido la película funciona bastante bien. Desde un primer momento Enola Holmes nos impone los tiempos del presente, aunque sin caer en la pirotecnia prepotente de las adaptaciones de Guy Ritchie: un montaje enérgico que nos sintetiza en pocos segundos la relación de la protagonista con su madre Eudoria, un vínculo fortalecido por la ausencia de figuras masculinas.

Mi 7.5 de calificación a este filme, que se estrenó el pasado miércoles 23 de septiembre; sin embargo, aunque logra su principal cometido de ser una película entretenida, se siente que los temas frágiles que retrata se toman un tanto a la ligera. Basándose en la serie de seis libros “Las aventuras de Enola Holmes”, la cinta nos sitúa en la Inglaterra del año 1884, cuando la madre de los Holmes (Helena Bonham Carter) desaparece de la noche a la mañana.

La joven actriz Millie Bobby Brown logra sostenerse gracias a su carisma y encanto con el buen elenco, su estilo de actuación recuerda la efusiva espontaneidad que Keira Knightley aportó al filme “Orgullo y Prejuicio” (2005), rompiendo la propiedad estricta de tantas adaptaciones de Jane Austen anteriores. Springer le dio vida literaria a la hermana menor del detective por medio de una serie de libros muy exitosa en el Reino Unido.

“Enola Holmes” es un encanto total que te dejará ansioso por ver más aventuras de esta joven detective imaginándose con cierto éxito un lugar para esta heroína en el mundo de Holmes y luego convence a los espectadores jóvenes de que Enola no tiene por qué limitarse a las fronteras de ese llamativo mundo.