¿Es seguro hablarle a tu perro como bebé?

0
80
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Por más que te parezca extraño, es supremamente beneficioso y tu mascota estará muy agradecida de que lo hagas.

A partir de un estudio reciente de la Universidad de York, se comprobó que el tono agudo y la muestra de una emoción exagerada cuando nos comunicamos con un perro como si estuviéramos hablándole a un bebé, hace que el nivel de entendimiento sea mayor, y también que la conexión que siente contigo.

Los científicos descubrieron que el hablarles de esta manera a los animales hace que ellos quieran estar más tiempo con sus dueños, y que pongan más atención a las instrucciones que se les dan.

De hecho, estudios previos indicaron que este efecto era mayor con los cachorros, pues necesitan más afecto y atención, aunque también podría funcionar con algunos adultos. Esta investigación fue realizada para observar los lazos existentes entre los animales y los humanos a través de la comunicación.

“Un registro especial de voz, conocido como discurso dirigido a infantes, puede ayudar en la adquisición del lenguaje y mejora la forma en la que un bebé humano se relaciona con un adulto. Esta forma de discurso es similar a la forma en la que los humanos hablan con sus perros, que se conoce como discurso dirigido a perros” afirmó la doctora Kate Slocombe de la misma universidad.

Para dar con los resultados, se emplearon toda una serie de pruebas con 30 perros adultos, a los cuales se les dejaba escuchar a una persona que empleaba este tipo de discurso para perros, con la utilización de frases como “Es un lindo perro” o “vámonos de paseo», y otra que utilizaba un discurso completamente diferente para adultos con frases fuera de contexto como “Y anoche fui al cine”.

Luego, los hablantes mezclaron el discurso para perros con palabras fuera de contexto, pero en el mismo tono consentido, agudo y con alto grado de emoción; esto con el fin de saber si lo que les atraía eran las palabras o la forma en la que las decían.

Los descubrimientos fueron asombrosos, los perros adultos preferían interactuar con el hablante que utilizaba un discurso para perros con contenido para perros, mientras que los cachorros no prestaban atención a lo que decían, pues bastaba con un tono agradable como si hablaran con un bebé para que ellos los prefirieran.

Ahora ya sabes, si quieres hablarle a tu mascota como un bebé no estás loco; de hecho, esto puede agradarles mucho más.

Con información de: reuters.com